1.3.09

Lo contrario de lo malo

Mi admirado Guionista Hastiado escribió hace unos días un inteligente post sobre lo mal que lo ha hecho Telecinco en los últimos tiempos. Decisiones que han llevado a la cadena privada a un espectacular bajón de audiencia de unos meses a esta parte.

Estoy muy de acuerdo con lo que escribe en su texto, aunque a veces pienso que somos como los peritos de incendios, buscando entre los restos quemados dónde estuvo el foco que inició el desastre. Seguramente, al principio muchos pensábamos que alguna de las apuestas que llevaron a Telecinco a su situación actual eran grandes ideas, series que iban a arrasar.

Como escribe William Goldman “nadie sabe nada”. Pero si él mismo se lo hubiera creído, no hubiera escrito un par de libros tratando de transmitir sus experiencias a pobres ilusos.

Todos tratamos de saber, de buscar causas para, en el futuro, evitar las decisiones que creemos que provocaron desastres y, en cambio, repitiendo las que pensamos que propiciaron éxitos.

Bien, voy a hacer lo contrario que el Hastiado. Es decir, voy a intentar buscar lo contrario de lo malo.

Parte de la audiencia de Telecinco se ha ido a alguna de las nuevas cadenas, a ese gran conjunto que agrupamos bajo el nombre de “temáticas”, TDT, etc. pero otra parte ha ido a las otras grandes cadenas generalistas. Y, entre estas, sin duda, la gran beneficiada ha sido Televisión Española, que ha recuperado el primer puesto en audiencia en los últimos meses.

Así que, haciendo el esfuerzo inverso al Hastiado, vamos a ver si en Televisión Española se han tomado decisiones que puedan tener que ver con la recuperación de la cadena pública. Me centraré en las series de ficción, claro, pero la subida de audiencia se debe también, evidentemente, al resto de los contenidos.

Vamos allá.

- Línea clara. En los últimos tiempos parece que TVE ha decidido seguir una línea clara en cuanto al tipo de ficción que quiere producir, es como si hubieran decidido tomar ejemplo en la serie “Cuéntame”. “La señora”, “Amar en tiempos revueltos”, miniseries como “23 F, el día más difícil del Rey” e incluso “Águila Roja” se basan con mayor o menor libertad en la historia de España. Mientras la gran mayoría de la ficción televisiva española ha rehuido habitualmente la identificación con un lugar concreto y las incursiones en épocas diferentes de la contemporánea (escribí sobre esto en este viejo post), la producción de TVE ha ido recientemente justo en la dirección contraria.

Incluso las series ambientadas en la época contemporánea han apostado por un acercamiento diferente, huyendo de la imitación de modelos norteamericanos. “Desaparecida”, “Herederos” y “Pelotas” por ejemplo, son intentos de inventar una ficción televisiva con algunos rasgos diferenciales. Más cercana a la realidad de España que otras series policiales, melodramas o comedias costumbristas producidas por otras cadenas.

- Buena factura técnica y artística. Casi todas las series de las que he escrito por ahora gozan de una factura que, dentro de sus diferencias, se distingue por su calidad y, a la vez, por cierto clasicismo. En el resto de la producción televisiva, abunda el estilo cutre y descuidado. En otros casos, se intenta un montaje trepidante y una planificación espectacular, tratando de imitar modelos norteamericanos. Las series de las que estoy hablando, dan cierta imagen de calidad clásica, posiblemente  lo que un espectador debe esperar de una televisión pública. Además, las producciones de época resultan más agradecidas a la vista. A simple vista, resulta más atractiva la dirección artística de un melodrama ambientado en la época de la república que la enésima comedia contemporánea con su bar de la plaza mayor.

- Apuesta por nuevas (y pequeñas) productoras. Gran parte de la producción televisiva en los últimos tiempos, esplendor de las cadenas privadas, ha recaído en un número muy limitado de productoras. Globomedia, El Terrat, Zeppelin y, en menor medida, BocaBoca, Videomedia, Notro y Grundy han acumulado gran cantidad de series. Casi todas estas productoras están, curiosamente, excluidas de las series de TVE que estoy citando como ejemplo. Sólo Globomedia con “Águila Roja” está en la lista, y su producción es posiblemente la menos convincente de todas (comparada con las demás, su  estilo parece algo barato y desmañado). “Desaparecida” y la malograda “UCO” fueron producidas por Grupo Ganga y “Guante Blanco” por la pequeña productora de Ramón Campos, Bambú producciones, “Herederos” por Cuarzo, propiedad – entre otros - de Ana Rosa Quintana, “Amar en tiempos revueltos” y “La señora” por Diagonal TV, en resumen, productoras solventes pero de tamaño mediano todavía. Por otro lado, TVE también ha apostado por abrir la producción de series a productoras ajenas hasta ahora a la televisión generalista: “Muchachada Nui”, “Pelotas” y “Plutón BRBnero” han sido proyectos más basados en el nombre de sus creadores que en los de sus productoras.

- Programación estable y promoción exhaustiva de las series. Televisión Española se ha distinguido por mantener en emisión las series incluso con audiencias no demasiado espectaculares hasta conseguir que se consoliden (es el caso de “Herederos”, por ejemplo). Tampoco ha cambiado habitualmente los días de emisión para contraprogramar series de la competencia. Prácticamente todos podemos repetir ahora de memoria cual es la parrilla semanal de TVE. Las series en TVE comienzan con cierto retraso, es cierto, pero su puntualidad es británica comparando con los sistemáticos retrasos de la competencia. Por otro lado, los estrenos son promocionados correctamente, casi obsesivamente en el caso de “Águila Roja”, y las series estrella se suelen arropar con programas o documentales alusivos: es el caso de “Cuéntame”, que venía seguido de programas sobre la época que también cosechaban buenas audiencias.

- Impulso a las TV-Movies. Por otro lado, Televisión Española ha sido también una de las primeras cadenas en apostar seriamente por las Tv movies, que no habían acabado de asentarse en las cadenas nacionales. “Fago”, “23 - F - el día más difícil del Rey”, siempre basadas en hechos reales acaecidos en nuestro país, han sido éxitos de audiencia y con cierto prestigio crítico. Siguiendo la misma línea, están preparadas otros telefilmes sobre la Operación Malaya, el caso de corrupción policial en Coslada y los revueltos años 20 en Barcelona.

No todo han sido aciertos, sin duda. “UCO” pareció un intento precipitado de continuar el éxito de “Desaparecida”. “Guante Blanco” y especialmente “Fuera de lugar” parecían contar con algunos problemas desde su origen y fueron retiradas de la parrilla prematuramente. “Plutón BRBnero” de Álex de la Iglesia también me parece un experimento fracasado en varios sentidos, aunque se trata de una serie “de autor” producida para una cadena de audiencia minoritaria como es la 2. Seguramente ha habido otros fiascos que no acierto a recordar.

En resumen, sin que la producción de TVE sea perfecta, sí creo que es la cadena generalista con una línea de producción más clara y mejor ejecutada. Creo que muchos de los que trabajamos en televisión agradeceríamos que el resto de las cadenas siguieran su ejemplo.

Etiquetas: , ,

5 Comments:

Blogger Vicisitud y Sordidez said...

Spot on. Enhorabuena: aunque creo que el acabado de "Águila Roja" (sobre todo, en la acción y NO en el Serranismo) es mejor de lo que dices.

Pero es un acierto tras otro este post. Sobre todo en lo de apostar por lo propio: el papanatismo y los complejos de inferioridad sólo llevan a fusilar Damages.

10:40 a. m.  
Anonymous Estoy harto de ser buena said...

Lo contrario de lo malo no es lo bueno, sino lo no malo, que es muy distinto. Es como decía Capote, la línea que separa una obra de arte de una obra maestra, es fina pero a la vez inmensa. Lo que ocurría es que ahora esa línea se había bajado mucho y el público empezaba a notarlo.

A mí personalmente Águila roja me da cierta grima. Ese flou en la imagen, esos decorados acartonados, ese aire afectado, ese humor ajamonado y ese olor a naftalina...

3:40 p. m.  
Blogger gabkarwai said...

Y la buena factura de 'La señora' o 'Herederos' es envidiable. Te puede gustar más o menos sus argumentos, pero te los acercan, te los hacen creíbles, tienen un look propio.
Un acierto apostar por solventes profesionales sin mirar la productora, y un acierto por trabajar con productora que llevan tiempo en la ficción pero no son las 'majors' de la industria patria.

Acertado análisis :)

12:17 a. m.  
Anonymous Guionista Hastiado said...

Querido amigo, tú has seguido el sendero luminoso de la fuerza, una elección mucho más interesante y valiente que la mía. Y por ello te felicito.

Porque además, todo lo que dices son verdades como templos.

Abrazos.

5:44 p. m.  
Anonymous Angela said...

De Chamberí al Ministerio de Cultura.
Muy buen post, amigo. Besos.

5:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home