29.1.07

Informe para una Academia (I)



Al final no me quedé en casa con mis pantuflas y mi manta de Iberia. Tampoco fui a la gala con ese atuendo, aunque, al lado de XXX no hubiera desentonado. (En XXX cada uno coloca el nombre que le parezca más adecuado).
Estuve viendo la gala diferida tomando algo con unos cuantos amigos. Y por fin he entendido esa expresión tópica de "la resaca de los Goya".
Como todo el mundo, tengo una opinión sobre el vestido de María Valverde, el premio al mejor guión, la ausencia de Almodóvar, los sketches de Corbacho... etc.

Os invito a colgar aquí las vuestras.
Pero hay algo que me parece un poco más objetivo, algo que la Academia - en mi opinión - debería intentar solucionar: me refiero a los premios en el apartado de cortometrajes.
Me voy a explicar: en España hay cientos de festivales de cortos de los que apenas te enteras si no eres concursante, si no presentas el tuyo.
Pero, eso sí, entre el centenar largo de cortos que se graban o ruedan cada año, suele haber un puñado que acumula los premios. Muchas veces tienen calidad extraodinaria, tocan la fibra sensible del jurado, resultan muy graciosos... lo que sea.
Presentas tu corto en Albacete y te gana Fulanito. Vas a Alcalá y te vuelve a ganar Fulanito. Y así en casi todas las capitales de provincia. Si no es Fulanito, es Zutanito o Menganito. Siempre o casi siempre los mismos.
Al final del año, después de pasear tu corto por toda la Península, acabas admitiendo que esos cuatro o cinco cortos son los mejores del año.
Estupendo.
Entonces es cuando llegan los Goya.
¿Y qué pasa?
Que no nominan a tu corto.
Lo entiendes. Si no ha sido capaz de pasar la criba del concurso de cortos de Guijuelo, es lógico que no pase la de los Goya.
Lo que no acabas de entender es que... de los cortos candidatos a los Goya no conozcas ninguno. Tú, que te has corrido juergas con todos los cortometrajistas del país, que, a fuerza de concurso has acabado conociendo a scripts, productores, actores y directores de foto... no sabes quiénes son esos tipos nominados.
Entre los candidatos no están ni Zutanito ni Fulanito, los tipos que se están construyendo un chalet con los premios ganados. Como mucho, conoces a uno de los cuatro. Y, además, no suele ganar.
En cambio, algunos cortos casi inéditos en el "circuito" sí están entre los finalistas. Y, frecuentemente, son también los ganadores.
Todos los años ocurre lo mismo.
Pero algunos años, como éste, es mucho peor.
Dos de esos cortos premiados en docenas de concursos, Los Fulanito y Zutanito del 2006, están optando para otro premio más. Una tontería. Una cosa alargada y dorada que dan en Hollywood. El Oscar.
Dos cortos nacionales. De cinco candidatos, dos son de aquí.
Guay.
Y la pregunta es... ¿cuál de ellos ganó el Goya ayer? ¿Cuál está mejor colocado para los Oscar?
La respuesta es... ninguno.
Los dos candidatos al Oscar no estaban ni entre los nominados a los Goya.

Ocurrió algo parecido con "7:35 de la mañana" y, en documentales, con "Balseros".
¿Podemos permitirnos que vuelva a pasar?
Claro que sí pero...
yo creo que no deberíamos.
Me parece que es urgente revisar cómo se lleva a cabo la selección de cortometrajes. Corregidme si me equivoco pero creo que en el caso de los Oscar, los cortos premiados en ciertos festivales internacionales reconocidos se ganan la posibilidad de ser nominados. El comité de selección de la Academia no tiene que ver todos los cortos sino que elige entre este grupo. ¿No podría hacerse algo así para los Goya? ¿Se os ocurren otras maneras de acabar con esta arbitrariedad tan... curiosa?

Etiquetas: , ,

10 Comments:

Blogger P.B. said...

Hola Guionista,

Yo tampoco entiendo cómo funciona el sistema de los cortos en los Goya. Como puede ser que se nominen cortos que casi nadie conoce y, en cambio, cortos premiados en otros festivales, ni siquiera son nombrados.

Yo recuerdo el caso "La ruta Natural" (de la ESCAC, escuela en la que he estudiado). Ganó un montón de premios a nivel nacional, llegó a ser nominado a los Goya, pero no lo ganó porque se lo llevó "Diez Minutos" (un corto que me pareció muy flojo) y, tres meses después, se lleva el premio al MEJOR CORTO INTERNACIONAL en el festival de Sundance. ¿? Cómo pueden ocurrir cosas así?

Y en cambio, ¿quién se acuerda de Diez Minutos?

6:16 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ya. ¿Y cómo puede ser que a mi amigo Pepe le guste Sharon Stone y en cambio mi amigo Juan prefiera a Mónica Belucci?
¿Cómo pueden ocurrir cosas así? Deberían ponerse de acuerdo. No sé: batirse en duelo, clonarse los cerebros...

12:28 a. m.  
Blogger JOSE SIRGADO said...

Yo creo que el cine español necesita sangre fresca.

Sí tiene razón el Sr Coppola y todo va bien pronto se harán los films en digital y entonces habrá más trabajo para todos porque habrán menos costes.

De todos modos el TROUST ya se inventará algo para joder al personal que se quiere dedicar a esto, ¿verdad?

Un saludo.

Jose Sirgado Zulueta.

2:53 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Seguramente esto ocurra porque el mundo de los festivales de cortos es un lugar demasiado endogámico. Nosotros hacemos la comida y nosotros nos la comemos. O te mueves en ese mundo o estás fuera. Una de dos, o conoces (o en su defecto le ríes las gracias) a los vigalondos, serras, crespos, sainzs, miras, boxes y demás... o no pintas nada. Quizá se debería dar la vuelta a la pregunta. ¿Por qué los cortos que ganan el GOYA nunca antes, o casi muy pocas veces, ganan premios en el circuito de festivales?

9:48 a. m.  
Anonymous Poomerang said...

Mi experiencia como espectador de cortometrajes se reduce al Festival de Alcalá, Alcine. En alguna ocasión me ha parecido que había cortos de muy buen nivel, y que, como dice Daniel, en los Goya no han aparecido ni por asomo...
Con respecto a la gala. A mí lo único que tradicionalmente me gustaba es que era en riguroso directo y no se cortaba a nadie. Pues bien eso se lo han zumbado ¡enhorabuena! ya somos como los Óscar...pero más cutre. Las corbachadas tampoco son santo de mi devoción, y menos si están tan encorsetadas como en la gala...
Ah y la reacción de Pe al recibir el premio, como que no me la creo...mucho mejor Juan Diego.

11:07 a. m.  
Anonymous AL said...

¿Cual es el método de selección?

¿Estar finalizado en cine y haberlo estrenado, no?

Y luego ya, ¿que los académicos voten entre los cien cortos que debe de haber?

un saludo.

6:46 p. m.  
Blogger Daniel said...

P.B. Sí, el caso de "La Ruta natural" también fue llamativo pero... "Diez minutos" era un corto muy conocido y premiado. Y "La Ruta" fue candidato a los Goya.

Anónimo, entiendo lo que dices pero... ¿qué me dirías si en una lista de las mujeres más atractivas del mundo no estuvieran la dos que citas y, en cambio, sí estuviera, con todo mi respeto, Antonia San Juan?

Anónimo 2: Sí, para mi el fallo está en eso que muestras en tu última pregunta.

Muy de acuerdo contigo, poomerang, el nivel de los cortos en España en general, me parece muy alto.

Al, sí, hay cientos de cortos que se presentan. Sólo por prestigio (el Goya no lleva dotación económica). Los académicos deben apuntarse para formar parte del jurado de selección de cortos. De ahí salen los cinco nominados que se remiten en DVD a todos los académicos. Estos deberían verlos para poder votar.

En mi opinión, el problema está, sobre todo, en ese jurado de selección previo.

8:20 p. m.  
Blogger Angela said...

Tienes más razón que un santo y es una cosa rarísima. Algo raro debe de pasar en la selección, porque debe haber cierta lógica. Penélope Cruz, nominada al oscar, recoge el Goya a la mejor interpretación. El mejor corto de ficción lo recoge uno prácticamente desconocido. Raro, raaaro.

A mí si me gustó la gala. No es para hacerse un tatuaje, pero me entretuve.

3:58 p. m.  
Anonymous Estoy harto de ser buena said...

Os informo. Hay un comité compuesto por unas diez personas, profesionales re-puta-dos de la industria del audiovisual, que hace una preselección de los cortos. Esas personas tienen sus amigos y familiares, y esos a su vez no es raro que tengan algún colega que conoce a otro que conoce a uno que ha hecho un corto.
Resultado: Nominan a los amigos y se pasan por el forro los premios y menciones que haya recibido a lo largo del año el corto de Fulanito y/o Zutanito.

Un dato. El corto de ficción que ha ganado este año está producido por la Factoría Garci, o sea, de José Luis Garci. Creo que no hacen falta muchas explicaciones.

Lo del largo documental también tiene tela, porque el cuarteto nominado era canela fina. Creo que ganaron la Alpargata de Oro en el Festival de Documentales de Villanueva de la Serena y el Cachirulo de platino del DocuFest de San Braulio de la Vega, dos festivales reconocidos mundialmente.

1:14 a. m.  
Blogger Daniel said...

Estoy harto, no tengo claro que sean diez los académicos que hacen la preselección pero sí que es un grupo reducido de académicos se apuntan voluntariamente (yo conocí a uno de los miembros). En las bases de la Academia se dice que esa comisión será de los académicos que se apunten (no veo un límite de número).

Muchas gracias por esos datos sobre los cortos, algunos los sabía otros no.

Hoy martes 6 acabo de escuchar una entrevista en Radio Madrid con Elías León Siminiani, director de varios cortometrajes que ha dicho exactamente lo mismo que comentaba yo en mi post... está bien esto de no sentirse del todo solo. ; )

3:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home