20.11.06

Un tipo demasiado vivo

Hola, David (perdona el tuteo).Mi nombre es Moisés Vallejo. Soy un chico malagueño de 24 años, "guionista amateur" (...)
A pesar del curro, intento sacar adelante un guión. Es la adaptación de una novela de un escritor de mi ciudad. Un actor español, conocido internacionalmente, va a estrenar dentro de poco su segunda película, basada en otra novela del escritor. La idea ya me rondaba desde hacía varios años (cuando leí el libro me impresionó), y creo que puede haber, si manejo bien el oficio, le echo ¿talento? y tengo suerte, una buena peli.
El problema: los derechos. Había pensado escribir primero el guión, y luego, pedir autorización al escritor para la adaptación; así tendría un as en la manga: si duda ante la proposición de un Don Nadie, mostrarle el guión (después de haberlo registrado, claro). ¿Pero podría registrarlo antes de su autorización?

Ponerme en contacto con él no me supone un problema difícil: Málaga es una ciudad pequeña todavía (aunque el Ayuntamiento y las constructoras se empeñen en lo contrario), me lo he encontrado alguna vez en librerías, por la calle... Además, escribe en el periódico local, y a través de ellos, podría enviarle una carta o un email.Estoy un poco liado. La escritura del guión en sí no ha comenzado aún, estoy con las escaletas (me ayudan para no perderme en la escritura). Por eso he decidido darte el coñazo y preguntarte.
Agradecerte no sólo el blog, sino tu actitud y tu ofrecimiento, siempre dispuesto a ayudar a través de la red a la gente (sobre todo a los almerienses). Gracias, de verdad.

Gracias a ti por preguntar.

Lo del tuteo te lo perdono. Pero lo de llamarme David... eso sí que no, Melchor.

(- Un actor malagueño conocido internacionalmente... No caigo... ¿Pepón Nieto salta a la dirección?-)

Bien, como has visto al escritor por ahí, en las librerías de Málaga, y no pareces especialmente impresionado por ello, deduzco que está vivo o, por lo menos, no lleva setenta años muerto.

Y eso, para ti, admitámoslo, es una pena.

Los derechos sobre su obra le siguen perteneciendo a él. Y a la editorial a la que se los haya cedido. (En la Wikipedia hay una interesante entrada sobre los derechos de autor, cómo surgieron, por qué son diferentes en el mundo anglosajón y en la Europa Continental...)

Volvamos a tu caso, Marcial. ¿Qué hacer si quiero adaptar una obra con derechos de autor vigentes?

Lo mejor es hablar con el autor, su representante, su editorial, o quien se ocupe del asunto para enterarse de si alguien tiene ya esos derechos. Es posible que alguien esté ya montando el proyecto, o moviendo un guión basado en esa misma obra.

Sé que resulta un tanto violento para alguien que empieza ponerse en contacto con un autor, editorial, etc. Pero, al menos según mi experiencia, si uno se dirige a ellas con educación, estas personas resultan mucho más accesibles y amables de lo que uno podía temer.

Otra cosa es que te vayan a dar los derechos.

Y menos gratis.

Lo razonable es intentar conseguir una opción temporal sobre esos derechos, pagada o no, dependiendo de las posibilidades de uno y las pretensiones del otro.

Si se llega a algún acuerdo, perfecto y adelante con el guión. Si no, no habrás perdido el tiempo escribiendo algo que nunca nadie va a poder ver.



Vale... todo lo de arriba era la respuesta razonable. La que te daría una parte de mi cerebro.

La otra parte de mi cerebro te dice que hagas lo que de verdad te apetezca: si necesitas escribir ese guión, abordar al autor en el mercado, entregarle tu magnífica obra y cantar bajo su ventana todas las noches para convencerle... hazlo.

Eso sí, no olvides que tal vez ni siquiera haciendo todo lo anterior consigas que te dé una opción sobre los derechos. Tal vez tu guión no se vaya a rodar nunca jamás (que es lo que les pasa a casi todos los guiones que se escriben. Yo creo que tengo por ahí ocho o nueve largos en una estantería...)

Pero habrás escrito un guión. Y esa es la mejor manera de aprender el oficio, ¿no?

Así que, ya ves, por el mismo precio, te doy dos consejos. Y, además, contradictorios.

Creo que lo mejor es que... Hagas lo que quieras.

Que es lo que ibas a hacer de todas maneras, como hacemos todos, claro.

Mucha suerte y cuéntanos qué parte de tu cerebro se ha impuesto, Manuel.

Etiquetas: , , ,

12 Comments:

Anonymous haley joel said...

Moisés, no quiero ser aguafiestas pero ni se te ocurra escribir el guión (me refiero a meses de trabajo, otra cosa es que lo hagas en dos noches) sin hablar antes con la editorial o el autor. Porque tienes un porcentaje altísimo de probabilidades de no conseguir ese permiso después, y entonces ¿qué haces con tu guión? No te sirve de nada registrarlo por tu cuenta, sólo te traerá problemas legales.
En última instancia todo depende de lo bien que le caigas al autor; yo que tú intentaría una aproximación frontal (con él, en la calle, donde sea, no con la editorial) y le diría las cosas como son, poniendo toda la ilusión que puedas para intentar convencerle. Pero será difícil que te firmen ningún papel de cesión gratuitamente. Ten en cuenta que, bueno, los escritores también escriben para ganar dinero.
Conozco el caso de un guionista que pidió permiso para hacer un corto sobre ¡una columna de periódico! y el escritor le pidió cierta cantidad considerable de dinero. Se trata de Millás, para qué vamos a ocultarlo.
En resumen: mi consejo es que abordes al escritor personalmente y utilices todas tus dotes de seducción.
Suerte!

10:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bueno, este consejo está bien si el único interés de escribir ese guión es venderlo para que se haga una película. Pero creo que cuando uno está empezando, lo mejor es escribir para aprender, y si la historia te gusta, te atrapa, la sientes tuya, qué mejor que practicar con algo así. Una vez que esté escrito, pues ya lo tienes. Y además (y esto negaré que lo he dicho aunque me torturen) con algunos cambios bien puestos, tal vez nadie pueda demostrar que sea una adpatación y el guión será todo tuyo.

10:38 p. m.  
Anonymous Moisés said...

Jajajajajajajajajajajaajajaja. Perdona el despiste, DANIEL, eso me pasa por no tener la cabeza donde la tengo que tener y hacer varias cosas a la vez.

Ahora en serio, muchas gracias por tu tiempo y tu consejo, de verdad. Si vienes por Málaga avisa, que cae pescaito y birras.

Un saludo.

2:25 p. m.  
Anonymous Moisés said...

HALEY JOEL:
joder, dotes de seducción... pues voy apañado, sobre todo si al saludarlo le cambio el nombre.

Un saludo.

ZERO NEURONAS:
Lo sé, lo sé. Pero también es en parte lógico que, si dedicas esfuerzo y tiempo a un guión que menos que intentar que tu guión acabe en lo que debería ser:una peli como Dios (o Scorcese, da igual) manda.

Pero hombre, si hay alguna posibilidad de acuerdo, no sé, que a cambio de una cesión de opción estoy obligado a presentar el guión a la productora del escritor, no sé...

Un saludo.

2:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

CONSEJOS PARA SER UN DIRECTOR.

1) Pasa de las escuelas de cine. En ellas sólo encontrarás a niños de papa y los profesores te van a meter en la cabeza la idea de lo que ellos piensan que es el cine. Aqui lo importante es cómo tú pienses que es el cine.

2) Comprate algunos libros que son imprescindibles. "Como se escribe un guión" o algún otro que tenga un título por el estilo. Pillate también "El cine según Hitcock", es muy entretenido, te enseña algunos trucos y vas a aprender de uno de los más grandes. Pasa de comprarte uno de esos libros donde te explican cómo son los planos y demás. Para eso esta el punto 3.

3) Ve cine. Mucho cine. Del bueno y del malo. Las peliculas comerciales no son las peores. Y las pelis independientes no son las mejores. Asiste a filmotecas, cinesforums y demás... Piratea todo lo que tengas a tu alcance y nunca veas las pelis ordenadas por director, fechas y demás... Ve mezclando... Ahora una de James Bond, ahora una de Fellini, ahora una de Amenabar, ahora una de Erice...

4) Pasa del cine raro si vas a hacer tu primer corto. Nadie va a querer ver una paja mental de 15 minutos sobre una gota de lluvia que va bajando por un cristal. Haz algo corto, divertido y ameno. Un chiste, una historia de pareja... Una anécdota. Guardate tus aires de gran autor para cuando vayas a rodar tu quinto largo. Sí es que tienes suerte.

5) Cuando termines el corto editalo bien. Es la mejor tarjeta de presentación. No te preocupes si el prota, que era tu amigo, esta muy falso en el papel... En los primeros cortos se mira la idea y la puesta en escena. Ya saben que no eres Kazan, no puedes hacer milagros con los actores.

6) Este punto es un poco complicado. Ahora tienes dos opciones: o mandas tu corto a algunas productoras y te quedas esperando o te mueves un poco y te vas colando de fiesta en fiesta hasta que hagas un contacto. Haz esto último. Ve repasando uno por uno todos los eventos cinematográficos del país. Pasa de ir a los estrenos de pelis y cortos. Ya podrás perder el tiempo en tu casa viendo estas producciones en tu DVD. Pásate directamente por la fiesta. Primer problem; no te dejan entran porque no tienes entrada. Esperáte en la puerta y pon cara de pena... Sí en media hora no has entrado pilla al político de turno, que ha sido invitado a la fiesta, y di que eres de su partido. Te colará en la farra.

7) Muy bien. Ya has entrado en la fiesta. Ahora verás a muchas personas con una copa en la mano que van de un lado para otro. Muchas de ellas no son famosas. Las menos sí que lo son. Pegate al grupo de cineastas más famoso y dile al que tenga la cara de menos borde que su última película te ha encantado. Ya has ganado un punto. Déjale tu tarjeta y vete hacía otro grupo. No te emociones... Esas chicas guapas que te sonrien por el camino no quieren acostarse contigo por tu atractivo... Son putas. Pasa de ellas y vete a otro grupo de cineastas. Ve de grupo en grupo hasta que hayas encontrado a ese cineasta o actor con el que hayas conectado; dile que tienes un proyecto muy chulo entre las manos, que te de sú número de télefono y sal de la fiesta dando las gracias.

8) Has llegado a casa después de la fiesta. Te pasas toda la noche escribiendo el guión maravilloso que ayer por la noche le prometistes a ese actor o productor. Cuando tengas el guión terminado llama a ese actor o productor... Recuerda que ayer, en la fiesta, te dió su número de télefono.

9) Mala suerte... Has llamado y el otro tipo al otro lado de la linea no se acuerda de ti. O una de dos o te has equivocado de número o el tío estaba tan borracho ayer que no se acuerda de que te conoció. Lamento decirte que es la segunda opción. Te sientes mal. Creés que has hecho el ridículo. Tranquilo. Son cosas que pasan. ¿Quién ha dicho que ser cineasta sea algo fácil?

10) Repite los nueve puntos anteriores hasta que, después de mucho, mucho tiempo alguién se interese de verdad por lo que haces o escribes. Cuando una productora te llame se puntual, ve arreglado pero informal... Cuanto más fhasión mejor... Te diran muchas cosas entre ellas que tú no puedes dirigir tu guión, que el guión esta bien pero que como eres un novato te van a pagar menos, que sí quieres participar como chico de los cafés... Ahora tienes dos opciones... ¿O te vas de nuevo a casa porque no es lo que esperabas o te quedas, te jodes y comienzas desde abajo?

Tú sabrás lo que haces. Yo aún no lo se

4:27 p. m.  
Anonymous yosoyespartaco said...

ay, la dualidad entre la parte creativa del cerebro y la racional

una constante lucha de la que siempre saldremos perdiendo

8:59 a. m.  
Blogger Daniel said...

Moisés, gracias a ti, hombre. Ya nos contarás qué haces finalmente, si te lanzas a escribir, muchas gracias por la invitación y... tal vez la acepte, no te creas.

10:19 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Dani, no te enfades con Moisés, yo a David Muñoz le he puesto comentarios llamándole Dani, a Pianista en un burdel le he llamado Guionista hastiado y al hastiado le he llamado Pianista, hasta a mi novio le llamé por el nombre de mi ex en un momomento no muy adecuado (ejem, ejem)ahora es mi segundo ex..., pero esa es otra historia.

5:03 p. m.  
Blogger Daniel said...

Ya lo sabía yo, la ironía esta por escrito queda un poco borde...

Sorry, Moisés, iba en broma todo lo de los nombres, espero que no te haya sentado mal.

Me llama David un montón de gente. De hecho, desde pequeño he tenido la idea de que nos llaman Daniel a las versiones cutres de los Davides. Una especie de versión beta. Si te portas bien, en otra vida serás un David, tío.

Puff, eso del nombre equivocado en el momento comprometido es muy chungo. Lo digo por lo que he visto en las películas. En ese trance, mejor no decir nada, ni hacer ruidos. Es la única enseñanza útil que saqué de Soto del Real.

Bueno, tampoco hace falta reprimirse si el ex novio de uno, una, se llama Jesús. ;)

¡Qué retorcido estoy esta tarde!

6:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Miguel (es por seguir la broma, Moisés): a lo mejor, si ese escritor es conocido y ya se ha adaptado un libro suyo, el que tú tienes en mente tamibén está en negociaciones para ser adaptado. Puede que ya estén vendidos los derechos, puede que ya se haya escrito una adaptación a guión. Puede que ya haya una productora detrás de él. Puede que se haya incluso decidido quién lo va a dirigir. Entérate de todo eso antes.

8:15 p. m.  
Anonymous Moisés said...

Ey, ey... Vamos a ver...

Daniel, pero cómo voy a enfadarme, hombre... Eso no quiere decir que me salgan los colores al ver mis -por otro lado, contínuos- despistes. Además, vaya poca verguenza tengo que tener para, sin haberte enfadado tú por haberte cambiado el nombre, enfadarme yo...

Sí es cierto que la ironía escrita es más dificil de pillar, pero como te leo prácticamente desde que comenzaste el blog, conozco tu estilo y tal.

Pero vamos, que si hace falta hacer las paces, lo dicho, avisa unos días antes de tirar para Málaga y bebemos las birras de la paz.

En cuanto a lo de la novela de Soler (¡Oh!), creo que voy a optar por ser honesto y enviarle una carta explicándole mi historia, desde mi fascinación inicial hace ya años con su novela hasta hoy mismo, y lo que me dispongo a hacer. Como hay varios tipos de "sí" que me puede dar (pidiéndome pasta, llegando a algún acuerdo temporal...), según lo que diga, ya veré cuál es el paso a dar.

Si me dice "no", me va da igual, pienso escribirla de todos modos porque me lo voy a pasar pipa, voy a aprender un montón y seguro que hay momentos en los que me emociono. Cuando lo acabe, puedo guardarlo en el cajón, pero a ver quién es el guapo que me quita lo bailado... También puedo volver a intentarlo, si no hay ya un proyecto iniciado con el libro...

De nuevo gracias y un saludo a todos. De verdad.

P. D.: Por cierto, vengo de ver "El camino de los ingleses" y la experiencia (desde la peli en sí, hasta la sala llena de parejas de más de cincuenta años, lo juro, mi novia y yo eramos los únicos de menos de esa edad...) tiene lo mejor y lo peor del cine español. Que da para un libro...

9:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

!! hola soy mas bien una chica aficionada en esto de escribir, y perdon por mi ignorancia, pero yo escribi un guion basado en un libro que lei, y no se como funcionan los derechos de autor, segun mi maestra puedes registrar tu obra, y en caso de que llegue a ser publicada o tengas algunas regalias, es cuando entra el autor del libro , pero solo si se hace publico,bueno esto yo lo entendi asi, pero si no, que debo hacer? estoy conciente de que hablar con dicho autor es algo que talvez nunca va a pasar por que no tengo nada que ofrecer.gracias por el tiempo que se toman en contestar.

10:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home