24.9.06

Personajes de carne (picada) y hueso

Hola Daniel Castro,
(...) Estoy cursando por primera vez mi clase de guionismo, estamos viendo la autora a la que te refieres LINDA SEGER. Sabes me gustaría tener mas información de sus libros o si es posible ver guías de como ella saca sus personajes, pues esa es mi tarea Numero uno
buscar personajes.
gracias por tu apoyo
recibe un abrazo desde México
Vera Raya


Otro abrazo desde España, Vera.

Bien, me he estado documentando un poquito sobre Linda Seger. Si miras su ficha en IMDb verás que no tiene gran experiencia como escritora de guiones. Se dedica sobre todo a supervisarlos y a escribir libros de teoría.

En su página web personal, me ha llamado la atención ver que además de libros sobre guión, es autora de libros espirituales. Entre otros, un ensayo titulado “Jesús montaba sobre un burro. Porqué los republicanos no tienen la exclusiva de Jesucristo” (Ésta es una traducción mía. Por cierto, el burro es el símbolo del partido demócrata).

Otra cosa curiosa es que Linda ofrece sus servicios de consultoría de guión a quien le envíe su trabajo y 1200 dólares (ésta es la tarifa para un guión de menos de 125 páginas. Podéis consultar otros precios aquí).

Por centrarnos un poco, Linda Seger es especialmente conocida por su libro “Cómo convertir un buen guión en un guión excelente”. Además de éste, he localizado ediciones en castellano de “Cómo crear personajes inolvidables”, “Cómo se hace una película. Del guión a la pantalla” y otras obras.

Sólo leí el primero, libro de texto de la asignatura de “Narrativa audiovisual” en mi universidad, pero supongo que el segundo es el más apropiado para lo que tú me preguntas.

Además del libro de Seger, hay otros manuales de guión básicos que pueden resultarte muy útiles. He leído “El libro del guión” de Syd Field y, mi favorito en este género, “El guión” de Robert McKee.

Si me permites que te dé mi opinión, casi todos estos autores dan menos importancia a los personajes que a la trama de las historias. Suelen hacer hincapié en lo que llamamos “estructura”, es decir en cómo conseguir que una historia funcione. Sin embargo, creo que dan menos importancia a la creación de personajes interesantes (tal vez el libro de Seger que no he leído sirve para llenar esa laguna).

¿Por qué sucede esto? Creo que es más fácil intentar racionalizar cómo funciona una historia, qué elementos suelen tener en común las tramas que enganchan al espectador, por ejemplo, mientras que crear un personaje tal vez requiere menos razón y un poco más de... inspiración.

Siguiendo con mi opinión, creo que la tendencia en los últimos años ha sido la de fijarse mucho más en la trama, en la historia, que en los personajes que la viven. Muchas veces (y me ha ocurrido en mis propios guiones) los personajes parecían peones movidos por la trama o, todavía peor, por la voluntad de un guionista.

¿Cómo se soluciona esto?

Supongo que dedicándole más tiempo a pensar en el personaje, intentando que tenga vida propia. Puede ser un personaje malvado pero... tal vez le encanten los niños. O, tal vez, puede ser nuestro héroe pero... puede aborrecer a los animales, ser mal hablado y ser algo olvidadizo. Puede tener una manera de hablar singular, opiniones originales, costumbre inconfesables...

A mí me suele gustar pensar qué es lo que hacen esos personajes cuando nadie les ve. En ese momento no están actuando para nadie. Si pensamos en lo que hacen en privado, sabremos lo que les importa realmente.

Bueno, ése es un truco que a mí me sirve, pero no tiene porqué ser útil para los demás.

Posiblemente un consejo mejor sea... mirar a tu alrededor. Ver cómo se comporta la gente, cómo reaccionan, qué cosas les importan y cuáles no. Y luego imaginar cómo se comportarían en la trama que tienes pensada.

Tal vez todo cambie un poquito cuando, en lugar de un personaje sin rostro, sea tu propio padre el que esté huyendo de la policía por un crimen que no ha cometido. Te sentirás obligada a eliminar algunas escenas de exhibición atlética pero, posiblemente, debas introducir esas frases que él dice cuando está algo nervioso.

Últimamente, algunas series se basan en personajes originales, por ejemplo “House” o “Monk”, mientras que otras prácticamente renuncian a ellos, “C.S.I.” en sus diferentes variantes.

Crear un buen personaje puede ser muy difícil pero tiene grandes recompensas: hay personajes que están muy por encima de las historias en las que se ven envueltos y, por supuesto, de los autores que los crearon.

El otro día, por ejemplo, me sorprendió ver estas hamburguesas en el supermercado.
Sí, son para niños y tienen la forma del ratón Mickey.

¿Puede un guionista – y un dibujante, en este caso – llegar más alto?

12 Comments:

Anonymous Pianista said...

Siempre me han inquietado mucho esas siluetas comestibles. ¿No son una especie de invitación al canibalismo?

9:58 a. m.  
Anonymous profesorguapito said...

No creo que se pueda considerar trama y personajes por separado. Están mágica e ineludiblemente unidos.

Cuando más se trabaje un personaje, necesitaremos menos trama para lograr nuestros objetivos pues hasta sus actos más pequeños e íntimos serán significativos. Aunque... ¿hasta qué punto puede ser interesante ver a alguién haciendo gárgaras?

Por el contrario, si levantamos una gran trama, habrá que encajar en ella una caracterización adecuada de los personajes. Y el que no quiera perder tiempo en ello, que se lo piense dos veces. Sino, se arriesga a que su película se vea en clave de: "los buenos", "los malos", "el héroe", "la chica" o el más actual "los que fuman y los que no".

Pero siempre busca tu propio equilibrio, colega.

En mi humilde opinión, el mejor manual de guión es el de Eugene Vale.

Los de Linda no valen nada.

12:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El guión de aventura o forja del héroe, de Sánchez-Escalonilla, es un pedazo de libro que seguro que te sirve. Habla de tramas y de personajes, de su creación, tiene ejemplos clarísimos... una joya. Y si puedes, lee también Estrategias de guión cinematográfico. Esos dos, el de McKee, los de W.Goldman y ya. Biblioteca de oro para el escritor.

2:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Doy un poco la razón a todos, trama y personaje tienen que ir de la mano y me parecen muy buenas las ideas que da Daniel para construir personajes. ¿Guapito? Pues ponga una foto o algo, ¿no?

En cuanto a lo de ser analista y asesora y escribir estos libros sin haber escrito muchos guiones, no creo que la desacredite. No es que usted haya insinuado eso, simplemente tomo el hilo de lo que comenta. Hay personas a las que se les da muy bien la docencia o la asesoría sin ser necesariamente buenas en el terreno sobre el que enseñan. Por ejemplo, la profesora de un taller literario al que he ido durante un tiempo es buenísima como profesora, detecta los errores al instante, te da consejos maravillosos.. y como escritora es buena, pero tampoco la hostia.

En cuanto a lo de los personajes que preguntan, pues ya con que hayan tenido en cuenta el tema es una novedad y ya le quedará mejor que la media, pues lo que se suele escribir por ahí se nota que los autores ni se han molestado en pensar que eso del pesonaje es una cosa que hay que definir, trabajar, etc...

9:22 p. m.  
Blogger Miss Julie said...

Estoy de acuerdo en que es mucho mejor como profesor alguien que sepa comunicar lo poco o lo mucho que sabe que el genio, que al final acaba contándote sus batallitas y tiene muy poco espíritu o técnica docente. Yo lo he vivido en mis propias carnes-tolendas, no sólo en la Facultad sino tb en los numerosos cursos a los que he asistido como alumna; PERO... tb es cierto que me mosquean un poco los gurus (¿o es gurús?) del guionismo que están en posesión de la verdad, se permiten pontificar sobre lo que está bien o está mal y luego miras su curriculum y no han hecho nada interesante. No sé si es el caso de la Seger, Syd Field y los demás -tengo los libros de casi todos-, pero el McKee en vivo y en directo me pareció un "singingmorning" pedante y presuntuoso, por encima del bien y del mal (en ADAPTATION hacen una referencia a él muy divertida) y francamente aprendí muy poco en su curso, además de que pegaba un broncazo a todo el que le llevaba la contraria.

1:07 p. m.  
Anonymous mariano said...

Reunión de desarrollo. El guionista se enfrenta al productor ejecutivo y a los tres directores (se trata de una película de animación). Ni directores ni productores han trabajado nunca en el cine ni en la televisión, pero han visto muchas películas.

Creen que saben.

El productor ejecutivo lee folio y medio de despropósitos: su idea de la película. Los directores le jalean, extasiados. El guionista busca la cámara oculta en algún punto del despacho. No la encuentra. Se revuelve en su asiento, bebe agua y, procurando no sonar condescendiente ni excesivamente pedagógico, empieza a explicar qué es una historia, tocando de refilón conceptos como principio, nudo y desenlace, conflicto, acción dramática o protagonista. El productor ejecutivo escucha sin mirar al guionista, concentrado en cortar con precisión el culo de su Davidoff nº 2. Los directores miran de reojo a uno y otro mientras garabatean elfos y trolls en sus cuadernos.

El guionista termina su intervención haciendo hincapié en que, en la fase en la que está el proyecto, lo primero que habría que decidir es quién es el protagonista de la historia.

El guionista calla y bebe agua, bastante contento consigo mismo por lo bien que cree haberse explicado. Los tres directores miran al productor ejecutivo, expectantes. Silencio.

El productor ejecutivo termina de preparar su puro y lo enciende con la paciencia y el mimo que se merecen los 300 euros de tabaco dominicano. El humo inunda el despacho. Tras una larga bocanada, el productor ejecutivo mira al guionista y sentencia:

"Ya hablaremos del protagonista cuando tengamos la historia."

El guionista se levanta, les da los buenos días y se va.

1:16 p. m.  
Anonymous AL said...

los libros que citáis son los más típicos y también los más aconsejados. He empezado a leer "El libro del guión" de Federico Fernández Díez y aunque lógicamente comenta muchas de las cosas que aparecen en los otros manuales, no deja de tener cosas distintas e interesantes, además de estar escrito por alguien de nuestro país.

Un saludo.

8:39 p. m.  
Blogger Daniel said...

Cierto, navaja y miss julie, estoy de acuerdo: hay profesionales del guión que no saben enseñar y profesores estupendos que apenas han trabajado.

Mariano, si ese guionista fuiste tú... eres mi héroe.

10:17 p. m.  
Anonymous mariano said...

Lamento decepcionarte, Daniel.

En realidad todo es verídico y sí, yo fui el protagonista, pero entre la frasecita del productor ejecutivo y mi gloriosa salida en realidad hubo mes y medio de reuniones infernales.

Una pequeña elipsis, vaya.

11:25 p. m.  
Anonymous yosoyespartaco said...

ahora os explico yo una anécdota real también para no dormir

un productor habla bien de mí a otro productor que está buscando un guionista para escribir su nueva peli

yo muy contento al principio pero ahí comienzan una serie de reuniones periódicas infernales

primero decidir de qué género iba a ser la historia, el prota, etc, etc

tras tres reuniones, allí se hablaba de todo y de nada en concreto y yo salía peor que como había entrado

y lo que más me fastidiaba, y me sigue fastidiando, es que un productor te dé lecciones de cine y te diga cuánto sabe de cine y cómo se escribe un guión y bla, bla, bla

y más cuando no tiene ni idea de guión

¿acaso voy yo a su despacho y le digo cómo se hace el trabajo de productor?

luego sólo faltó la puntilla, otra frase que odio y que ya no permito que me diga ningún productor: "yo es que no tengo tiempo, sino yo mismo me escribiría el guión, por eso te he llamado, para que me eches una mano"

bueno, al final quedamos que al cabo de un mes yo le presentaría varias sinopsis para ver cual podría ser la más interesante

y al cabo de un mes ahí estaba yo, me siento en el despacho y el productor me dice: "dime en unos segundos de qué van las historias"

contesté: pero yo las he traído bien escritas, con su sinopsis y tal

me dijo: no tengo tiempo de leer, dímelas

de todas ellas, aún no llevaba dos frases explicadas y ya me dijo: no me gusta, no lo veo

total, que le dije que él no sabía lo que quería y que cuando tuviera las ideas claras si quería me llamara pero ya para un contrato

años después aún no me ha llamado y aún no ha rodado ninguna historia

lo que pasa que yo era un pardillo en aquella época y medio dejaba que me vinieran con todos estos rollos

ahora, cuando veo un plan como éste ya diréctamente pido contrato y dinero, que no me dan, pero así me ahorro un mes de trabajar gratis para nada

9:20 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Espartaco: cierto, los productores no suelen saber nada de guión. Pero deberían saber. Por supuesto, no para ponerse a escribir ellos el guión si tuvieran tiempo (manda huevos que te dijese eso, pero es muy típico de tío prepotente, como suelen ser), pero sí como para detectar lo que es bueno y lo que es malo, elegir historias... saber quién es el prota (y aquí aludo a la anécdota de Mariano), incluso saber cuándo un guión necesita ser reescrito o cambiado. En una industria cinematográfica sana y que funcionase bien, los productores sabrían todo esto.

Es una putada que no tengan ni idea y encima sean tan chulos. Yo he trabajado más en publicidad que en cine y se suele soportar lo mismo con los anunciantes que sólo saben de fabricar su producto (si es que llegan a saber de eso), pero se creen que tienen muchísima idea sobre hacer una creatividad de un spot y sobre rodarlo. Es horrible porque encima no los puedes mandar a la mierda, pues sin ellos, no hay curro.

2:24 p. m.  
Anonymous yosoyespartaco said...

pues sí navaja, yo ya he escuchado esa frase 3 veces en mi carrera

viene a decir que: ojo chaval, que aquí estás porque te he llamado yo, no porque seas imprescindible, y que sepas que si yo quisiera podría escribir guiones, o sea que no eres nadie especial, y por tanto te voy a pagar poco

pero también hay productores muy profesionales y buenas personas

lo malo de todo esto es que hay muchísima gente que dice saber escribir guiones y que lo harían gratis, y claro, más de un productor se cree dios al tener una cola de gente escribiendo gratis las ideas que a él se le ocurren

aunque eso sí, luego son los primeros que se quejan de que no hay nivel guionístico

yo personalmente la chulería y la prepotencia de otros la aguanto cuando veo que voy a sacar provecho de mi obra, pero cuando veo que no voy a sacar ni un euro sino que encima voy a perder tiempo y esfuerzo, pues entonces no aguanto la prepotencia de nadie

porque total, si todo está perdido desde el principio, ¿para qué complicarse la vida?

4:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home