12.1.10

Gozar sin poseer (III) Siguiendo al tipo del chándal

Después de publicar el post de la semana pasada me encontré que algunos lectores de Bloguionistas mencionaban sitios de Internet que se podían aproximar a ese “Spotify para cine y tv” del que hablaba en el post.
Admito que, aunque conocía unos cuantos, nunca había visto una peli en ellos. Así que decidí hacer arriesgado periodismo de investigación y probar cada uno de los sitios mencionados (y alguno más). Me gasté el sueldazo que me pagan en Bloguionistas en ello. Y me sobró para un paquete de palomitas.
Voddler, no puede probarlo por ser por invitación. Sin embargo, por lo que he leído en su web, creo que sería el que más se acercara al modelo Spotify, ya que permite ver películas gratis a cambio de tragarte publi. La oferta de esta página parece ir por el cine comercial por lo poco que he podido ver.
El resto de páginas, de las que voy a hablar ahora, no incluyen publicidad. A cambio, hay que pagar por visión. Sólo excepcionalmente hay contenidos gratuitos (sobre todo cortos).




La primera web que probé fue videoclub cine 365.com (que también se ofrece en Internet con el nombre de elcineonline, posiblemente con la única intención de volverme loco). Este es una especie de video club de barrio subido a la red. El catálogo es de unas 400 películas, pero muchas de ellas son de esos productos “directo a vídeo” bastante infectos. Si quieres saber de qué peli se avergüenza tu estrella favorita, este es el lugar para encontrarla. Otras pelis, en cambio, son recientes, como por ejemplo “Slumdog Millionaire”. Los precios son muy razonables: de 0,99 a 2,99 euros (hay incluso algunas gratis). Todas las películas están dobladas y no hay opción alguna de verlas en su idioma original con subtítulos. En la película que vi como prueba la calidad de imagen era bastante justita, el streaming fluía bien y adelantar o retrasar la peli era una labor bastante complicada e imprecisa. Por lo que he visto, me parece que detrás de esta página está el grupo Filmax. En resumen, streaming asequible para el espectador poco exigente.







Después, siguiendo por las páginas nacionales, me pasé por Filmotech, que parece ser la página oficial de Egeda, asociación de productores audiovisuales. El catálogo es bastante extenso, alrededor de mil películas (aunque esto es bastante difícil de cuantificar ya que se cuentan versión inglesa y española de una misma película como si fueran dos diferentes). Como es lógico siendo una página de los productores españoles, está muy bien provista de cine nacional de todas las épocas. Su talón de Aquiles es el cine extranjero, escaso y ofrecido en versión doblada u original, pero ni rastro de ese moderno invento llamado subtítulos. La calidad de vídeo no es mejor que la de videoclub 365 y los precios son económicos: 1’39 para las pelis menos recientes, 3’49 para las más modernas. Es la página ideal para encontrar esa peli española que dejaste que se te escapara en los cines, y que no sabes cómo encontrar ahora que tienes una reunión en la que quieres hacerle la pelota al tipo que la dirigió.




Pero no podía ser todo tan fácil. Como esto es España, algunos productores y distribuidores han montado su página de streaming por su cuenta. Alta Films, Continental, El Deseo, Golem, Tornasol, Vértigo Films, Wanda Visión y Cameo han lanzado Filmin. En ella no hay apenas películas españolas, y en el catálogo online , bastante exiguo (creo que ronda los ochenta títulos) se nutre sobre todo de películas extranjeras distribuida en España por esas empresas. (Por cierto, en la página queda confuso cuáles son las pelis disponibles online y cuáles no). En sus propias palabras, apuestan por “títulos de calidad contrastada, cine de autor sin que eso signifique que sea cine poco comercial. ¿Acaso son poco comerciales "La vida de los otros" o "Anticristo"?”. La calidad del vídeo es prácticamente igual que la de los sitios anteriores, según mi experiencia. Aquí sí han oído hablar de los subtítulos y las pelis extranjeras se ofrecen exclusivamente en V.O.S.E. Precios también baratos: entre 2 y 3 euros aproximadamente. Es el lugar adecuado para ver “La Pianista”, ya que, cuando fuiste a verla a los Renoir, estabas más pendiente de dar un tranquilizador y viril abrazo a esa chica a la que invitaste que de seguir del argumento.




Por último, una página extranjera que conocí gracias a la mención de otro (amigo y) lector: se llama The Auteurs y el nombre ya lo dice casi todo. Si en Filmin hablan de ofrecer cine de calidad, aquí llevan mucho más lejos esa política. Sólo las obras de directores premiados en festivales internacionales parecen entrar en esta página: Cuarón, Kore Eda, Sokurov, Audiard... Su catálogo es muy extenso, aunque de él he calculado que en España sólo pueden verse entorno a 200 películas. Los precios son algo altos, comparando con las páginas anteriores. Una película cuesta 5 euros aunque sale más barato si compras un bono o te suscribes (en esos casos, la película puede salirte por dos euros o incluso menos). Tras The Auteurs está entre otros, Criterion, uno de los sellos de DVDs más prestigiosos del mundo. Las películas se ofrecen en su lengua original y subtituladas al inglés. Esta es la página para ver por fin aquella película que probablemente ni siquiera llegó a estrenarse en España (y que no puedes encontrar ni siquiera en la Mula).
Bien, por ahora, a falta de que alguno de vosotros me escriba diciéndome que he dejado de lado El Sitio Definitivo para Ver Legalmente Películas Online, doy por concluido el repaso de los sitios. Y me aventuro a emitir una…
Conclusión: todas estas páginas parecen bastante recomendables (desde luego, pienso que son pasos en la dirección adecuada), dependiendo de lo que busques (bueno, si tu sitio ideal es videoclub cine 365, tú y yo tendríamos un par de problemas para entendernos).
Sin embargo, ninguno de estos sitios logra tener un catálogo tan extenso (o algunos servicios imprescindibles, como ofrecer una versión subtitulada, por ejemplo), como para cubrir las necesidades de un espectador mínimamente exigente.
Por lo que he visto no existe aún nada comparable aún a lo que brinda Spotify en música. De hecho, la propia dispersión de la oferta anula la eficacia de las páginas. Es decir, si para verte legalmente “Manolito Gafotasonline tienes que registrarte y buscarla en tres páginas de streaming diferentes, es muy posible que acabes desistiendo y bajándotela directamente de una P2P o de una página de descarga directa.
De todos modos, darme una vuelta por estas páginas me ha hecho ver que la oferta de cine legal online es mucho mayor de lo que pensaba y que se ofrece a precios más que razonables. Poco a poco, y de manera torpe y dispersa, los propietarios de los derechos de las películas van ofreciéndonos una alternativa legal y atractiva a las descargas gratuitas.
Ojala pronto nos dejen sin excusas.

Etiquetas: , , , , , ,

3 Comments:

Anonymous Kohonera said...

"seriesyonkis.com"

Solo he utilizado la parte de las series y no puedo opinar de la filmoteca: profundidad y calidad.

Este nuevo canal podría llegar a ser un alivio para los productores, que lo podrían utilizar para esquivar a distribuidores y exhibidores.

Pero no olvidemos que el gran público no consume estos productos a través de internet sino vía TV y, cada vez menos, yendo al cine. Quizás cuando internet sea accesible desde la TV...

3:27 p. m.  
Blogger Small Blue Thing said...

El pago, sobre todo de cantidades tan pequeñas, supone otro problema añadido para muchos internautas.

Recientemente he sabido de un proyecto nuevo de distribución online de cine, que está montando un amigo, y no veía ninguna intención de integrarse con otros como estos en algún tipo de paquete que facilitara los pagos a los más excépticos ("con tu tarjeta mercadona y 10 euros, tantas pelis en un mes", por ejemplo). Y eso que ésa es la fórmula que creo que va a funcionar en no mucho tiempo en cuanto a todos los contenidos de Internet.

7:48 p. m.  
Blogger Oscar said...

iTunes VS Hulu VS Netflix

Son los tre modelos enfrentados, que actualmente conviven con buena salud....En USA.

En España sólo veo viable un modelo Hulu (visionado gratuito con anuncios). Pero además de via ordenador, también como web service integrado en los distintos aparatos electrónicos (TV, DVD, DVD grabador, reproductor BD, videoconsolas, etc...).

El modelo Netflix (subscripción de unos 10-15€ mensuales para acceder al catálogo) sería el deseado por muchos. Pero no veo a los distintos interesados poniéndose deacuerdo para conseguir un catálogo tan abultado que resulte así atractivo al consumidor...

1:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home