11.7.08

¿Recomiendo la ECAM?



"Soy de Venezuela y estoy pensando en presentarme a las pruebas de acceso de la ecam, en la especialidad de guión, el año que viene. Vi que tú estudiastes ahí y me gustaría saber si me puedes dar tu opinión sobre la escuela, aparte de cualquier información que me puedas dar sobre las pruebas de acceso para guión. Saludos."

Juan Luis Casañas colgó esta consulta en la sección de comentarios de un un post hace un tiempecito. Voy a contestar pero antes...

Una nota:

Estudié en la ECAM hace más de diez años (sí... mucho tiempo. Buster Keaton hacía cortos, la sede de la Escuela olía a recién pintado y los ladrillos estaban blanditos...) Como imaginarás, muchas cosas han podido cambiar en este tiempo. Espero que los demás lectores puedan corregirme ahí donde me equivoque.

Ahora sí que paso a contestar.

La ECAM es una escuela semipública, regentada una fundación formada por la Comunidad de Madrid y otros socios. La fundación no tiene ánimo de lucro, pero la matrícula, aún así, cuesta una pasta.

¿Cuánta pasta?

En mi época, creo que rondaba las 500.000 pesetas al año (3000 euros al cambio). Sí, ya había pesetas, aunque… seguíamos pensando en sestercios.

¿Cuánto cuesta ahora un curso en la ECAM? Ni idea. Me he pasado por su página oficial y no he sabido obtener la información. Tal vez tú tengas más suerte.

La Escuela ofrece cursillos cortos y cursos de tres años de duración, una especie de carrera. Como no es cuestión de venirse desde la bella Venezuela para un cursillo de dos semanas sobre "Diálogos para dramedia" supongo que lo que te interesa es este plan de tres años de guión.

Es lo que hice yo... aunque en mis tiempos (ya sabes, Charlie Chaplin vino conmigo a clase y era el benjamín...) los cursos duraban dos años - espero que el audiovisual español no note demasiado ese año de déficit durante el tiempo en el que mis compañeros de curso y yo estemos en activo...

Preguntas sobre las pruebas de acceso. Cuando yo las hice consistían en:

- Una prueba de cultura general cinematográfica (examen tipo test) - Me recuerdo repasando cuál era la primera película con argumento del cine español (creo que “Pelea en un bar”, por cierto) en un piso prestado en una zona de putas caras en Madrid la víspera del examen.
- Un análisis de una película desde el punto de vista del guión (en mi caso fue un estreno: "Los pájaros" de Hitchcock. Elegí escribir sobre la secuencia en la que… casualmente una ornitóloga que pasaba por ahí comenta el número de especies de pájaros que hay).
- Una entrevista personal con profesores y director de la escuela (mi numerito de la denuncia por acoso sexual funcionó perfectamente, como siempre).

Según me han dicho el nivel de exigencia de las pruebas ha bajado mucho a medida que ha disminuido el número de aspirantes a entrar en la escuela. Creo que ya ha desaparecido incluso lo de hacer el pino puente con las obras completas de Rohmer sobre el abdomen.

Mi consejo es que repases algunos datos sobre historia del cine para la primera prueba y que lleves sentido común y un buen jamón ibérico para la segunda y tercera respectivamente.

Por ir al grano y dejar de hacer chistes malos: lo mejor de la escuela es que trabajas mucho.

En dos años nos tocó escribir tres largometrajes (dos originales y una adaptación), un mediometraje (adaptación) y unos cuantos cortos (para prácticas de la escuela). En algunos casos, había que escribir nuevas versiones.

Todos, profesores y alumnos, leíamos todos los guiones y los comentábamos.

Además, recibíamos charlas de directores, actores, guionistas y técnicos muy reconocidos. Recuerdo que vinieron Ricardo Franco, Rafael Azcona, (creo que) Amenábar y Almodóvar (le gustó mi jersey de rayas de colores... tal vez porque él llevaba uno exactamente igual).

Y luego, evidentemente, estaban las clases: los profesores principales eran Juan Miguel Lamet y Juan Tébar. En periodos anteriores y posteriores Lola Salvador y Manolo Matji también han dado clases en la escuela pero yo no tuve la suerte de tenerles de profes.

Muy tonto hay que ser para no aprender algo en esas circunstancias, ¿no?

En mi reciente y apocalíptica visita a la ECAM, pude enterarme de que siguen trabajando mucho. Si no recuerdo mal, en tres años escriben tres largos y un proyecto de serie de televisión, además de varios cortos.

Por ahora sólo he contado puntos positivos de la Escuela. Ahora voy con algunas pegas que yo le vi cuando estudiaba allá.

- Matrícula cara (aunque hay ayudas para alumnos con pocos ingresos, desplazados de otras provincias, etc).

- Duración de los estudios (tres años: es casi como hacer una carrera universitaria).

- Pruebas de acceso (como he dicho, eran estrictas en mis tiempos. Lubitsch se quedó fuera).

- El eterno problema de las prácticas (los cortos rodados por los alumnos). Suele ser difícil convencer a los directores de que deben rodar guiones ajenos y... muchas veces se salen con la suya, así que uno se encuentra con que ha escrito varios guiones de cortos que acaban en la basura. En esto, la escuela sí te prepara para la vida real del guionista de cine.

- Una cierta desconexión de la ECAM respecto a la televisión, que es el futuro laboral de casi todos los alumnos de guión que saldrán de ella. (Creo que se está corrigiendo en los últimos tiempos, como verás en la página de la Escuela, hay una asignatura dedicada únicamente a televisión y se trabaja en un proyecto de serie a lo largo del curso).

Si uno dispone del tiempo y los sestercios para la matrícula, esta última pega puede ser tal vez la más importante: la escuela realmente está dirigida por personas que han trabajado sobre todo en cine y, además, en un cine muy concreto (cine de autor). Los guionistas (y sobre todo los directores) que salen de ella, se encuentran con un mundo bastante diferente: en lugar de escribir o dirigir películas personales, les toca trabajar en series de televisión, mucho menos libres y creativas, con unas normas más estrictas y muchas menos pretensiones artísticas.
Por ir resumiendo: ¿recomendaría la ECAM? Sí, sin duda, a alguien que conociera las pegas que acabo de exponer.

¿Por qué?

Por todo lo que he escrito más arriba: por Almodóvar y su jersey de rayas, por Lamet, Tébar, los cortos, por los guiones que escribí ahí (uno de ellos se rodó, otro por poco consigue que me echen de la escuela)… y, sobre todo, por una que me he dejado:

Por la gente que conocí allá.

El tiempo mejor empleado fue el tiempo perdido: en la cafetería, tomando unas cañas, trabajando en un corto que no iba a ninguna parte, discutiendo eternamente sobre una película o un libro…
Repasando hace unos meses me di cuenta de que casi todos los trabajos que he obtenido en casi diez años han venido, directa o indirectamente, de la mano de compañeros de la Escuela. Yo, en la medida de mis posibilidades, también he recomendado a mis compañeros cada vez que he tenido ocasión.
Evidentemente, puedes forjar amistades así sin necesidad de ir a una escuela de cine durante tres años, pero es mucho más complicado y exige un mayor esfuerzo por parte de uno.

Bien… creo que ya vale por hoy. Podría contar más cosas sobre la escuela pero serían todavía menos interesantes que las que ya he escrito.

Espero que estas opiniones te sirvan de algo, Juan Luis.

Mucha suerte, decidas lo que decidas.

Etiquetas: , , ,

8 Comments:

Blogger La navaja en el ojo said...

Otra opción es que estudies en el TAI. La asignatura de guión de 1º está muy bien, jejeje.

2:19 p. m.  
Blogger guionistaconrayban said...

Yo también estudié allí. Aunque lo hice hace menos tiemp que Dani, también te lo recomiendo y suscribo punto por punto lo que dice (bueno, no... lo de Lamet no lo suscribo).

Creo que la ECAM, a pesar de sus cientos de miles de defectos, no tiene ni comparación con cualquier otro curso o estudios de guión.

Y sí, lo mejor de todo es la gente que uno conoce allí.

3:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Servidor recomienda -para aquellos que quieran aprender guión y no tengan tanta pasta como la requerida en la ECAM- "La Factoría del Guión".

He estudiado allí y la recomiendo.

4:08 p. m.  
Anonymous M said...

Suscribo punto por punto lo que dices, Daniel, tanto las cosas negativas como las positivas.

Mi última experiencia con un jerséy de colores:

http://nienunmillon.blogspot.com/2008/07/verano.html

A pesar de todo, supongo que eso que comentas de "la gente" me hace creer que el curso termina con un balance muy positivo. Básicamente, la gente y la enorme cantidad de trabajo es lo que me ha hecho continuar. No será gracias a los hombres del puro que en sus esferas oscuras y poco transparentes gestionan la escuela, desde luego.

10:44 p. m.  
Anonymous aquiles said...

En mi casa siempre ponemos por las nubes a Ramón de la Morena, porque es capaz de hacer que mi madre, que no sabe lo que es un córner, escuche con mucho interés El Larguero.

Pues con este blog me pasa algo parecido.

Aunque nunca estudiaré en la ECAM, me he leído el post interesadísimo.

Enhorabuena por eso.

¿Enseñan a hacerlo en la ECAM?

No, si al final me matriculo y todo...

12:40 a. m.  
Blogger Juan Luis Casañas Ballester said...

Muchísimas gracias, en verdad. Es la descripción más detallada que me han dado de la escuela.
Saludos, ya te comentaré que decido.

1:17 p. m.  
Blogger Daniel said...

Hmm, navaja, me parece que tienes algo que ver con esas clase... ¿me equivoco? ;)

Ok, Ray, cuéntanos lo tuyo con Lamet, hombre...

Gracias por el consejo, anónimo.

Hmm... m, eso de lo hombres con puros me suena bastante... siguen ahí...

Mi estimado y querido aquiles, creo que es lo más bonito que me han escrito y dicho en mucho tiempo. Sinceramente, muchísimas gracias.

Juan Luis, un placer haberte servido de ayuda. Sin falta, tenme al tanto sobre tu decisión final. Un abrazo desde Chamberí a Venezuela.

9:18 p. m.  
Blogger Angela said...

Estupendo post y no puedo estar más de acuerdo. A veces tengo nostalgia y todo, la verdad. Un beso.

4:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home