14.6.08

La nueva frontera



¿Recordáis esas películas de la Primera Guerra Mundial en las que el frente se va desplazando de una trinchera a la siguiente, que suele estar situada a diez metros, aproximadamente? Tanta sangre y dolor para avanzar tan poco...

Pues bien, la nueva trinchera de la célebre lucha "antipiratería" son los subtítulos.

Al parecer, la FAP Federación Antipiratería o Federación para la Protección Intelectual (esto de los dos nombres me recuerda a mi amigo Valentín que, de pronto, apareció un día por el cole exigiendo a todo el mundo que le llamara Jokin)...

...antes de perderme en recuerdos infantiles, decía que la FAP ha amenazado con cerrar varias páginas desde las que se pueden descargar subtítulos "oficiosos" de series y películas. Podéis leer sobre esto en este post de Espoiler.

El argumento legal de la FAP es que los subtítulos son una traducción de una obra protegida y que toda traducción requiere un permiso del propietario de los derechos. En cambio, los representantes de estas páginas defienden que sus subtítulos son una obra propia, independiente de la película o la serie.

¿Por qué se ha desplazado el frente hacia los subtítulos? Si no me equivoco, la batalla (vaya, me encuentro hoy aficionado a los símiles bélicos, pero seguid leyendo que el resto del post es.... la bomba). Decía que... el combate contra las P2P está estabilizado: es decir, parece que se ha impuesto la teoría de que, al tratarse de plataformas para compartir archivos, sin ánimo de lucro, no hay posibilidad legal de cerrarlas. Las páginas de subtítulos amenazadas de cierre, en cambio, sí albergan los subtítulos, no se limitan a interconectar a usuarios que los tienen en sus ordenadores. Esta diferencia es la que las hace más vulnerables a la actual legislación y a los chicos de la FAP.

Algunas de estas páginas han cerrado, abierto y vuelto a cerrar durante los últimos días. Especialmente patético es el caso de wikisubtitles, cuyo blog en primera persona resulta una lectura bastante interesante. (Aquí, en la página siete, una entrevista con el creador de wikisubtitles, el canario Octavio Álamo, un ingeniero de telecomunicaciones de 26 años, ahora residente en Uruguay).

Sin embargo, a mí, más que la batalla legal (de la que sé poco), me interesa conocer quiénes son esas personas que dedican su tiempo libre a traducir a velocidad de vértigo las series para que el resto de los mortales las podamos entender y, sobre todo, saber por qué lo hacen.

En este interesante reportaje de EP3, han logrado encontrar a algunas de estos traductores clandestinos (piratas para algunos, pequeños héroes altruistas para otros) y les han entrevistado.
Por ejemplo, han averiguado que Lostzilla, uno de los "colectivos" más activos lo forman... una médico de Madrid y una fan de Rufus Wainwright que trabaja para una web de economía. Se levantan a las cinco de la mañana el día que hay episodio de "Perdidos" para poder tenerlo traducido lo antes posible. Eso sí, al ritmo de una hora de curro por cada diez minutos de episodio.

¿Por qué hacen ese esfuerzo? ¿Por qué dedican su tiempo a algo que no les reporta ningún tipo de beneficio económico?

En el reportaje, algunos responden que lo hacen por practicar el inglés, por matar el rato... pero imagino que podrían ligar con angloparlantes o hacer sudokus si ésos fueran sus únicos motivos.

Realmente, pienso, y esta es mi opinión, que se trata de gente que aprecia esas series y se cree capaz de traducirlas y, así, hacer un favor a los que no las entienden en su lengua original.

Además, está, como dice Rayban en el primer comentario, el deseo de ser "alguien" en Internet. De hacerse un nombre (aunque sea un nick): ser el primero, el más fiable o, simplemente, el mejor subtitulando un episodio recién emitido en Estados Unidos.

Me parece evidente que estas páginas y estos francotiradores del subtítulo provocan pérdidas a los propietarios de los derechos y negarlo sería un ejercicio de cinismo.

Sin embargo, también me parece un ejercicio de ceguera no ver que la aparición de estas páginas revela una necesidad: Internet ha contribuido a eliminar el espacio y el tiempo. Queremos lo último que se ha estrenado al otro lado del mundo y... lo queremos ya. No estamos dispuestos a esperar a que Cuatro compre, doble y considere adecuado estrenar una serie sobre la que hemos leído en un blog. Incluso espectadores tan poco acostumbrados a los subtítulos como los españoles estamos dispuestos a recurrir a estas voluntariosas pero poco profesionales traducciones si así podemos ver ya la última temporada de "Perdidos".

Creo que donde hay una necesidad hay una gran oportunidad. Los propietarios de los derechos, deben darse cuenta de que los espectadores les piden que desaparezca ese gran lapso entre el estreno mundial de un episodio y el estreno local de la versión doblada.

¿No sería hora de ir buscando soluciones? Por ejemplo, ¿no podría comenzar alguna cadena española, aunque fuera vía satélite o de TDT, a emitir las series subtituladas? ¿No podrían ponerse a disposición de los internautas los subtítulos oficiales de las series desde la web de la productora o la cadena a cambio de ver alguna publicidad o pagar unos pocos euros?

Sé que estos cambios implicarían modificaciones importantes en la televisión que estamos acostumbrados a ver pero... creo que a nadie se le escapa que la televisión y el cine están dejando de ser lo han sido durante décadas. Eso sí, nadie sabe exactamente lo que serán.

Siguiendo a la querida Esperanza, y más de lejos a Bertoldt Brecht o Antonio Gramsci - que no encuentro manera de encontrar al autor original de la frase- , diría que estamos en una crisis de la televisión y el cine, es decir, ese momento en el que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer.

Un momento apasionante, ¿no creéis?

Etiquetas: , , ,

5 Comments:

Blogger guionistaconrayban said...

Yo creo que tiene que ver con "el ser importante en Internet" más que con un deseo real de ayudar. Los colectivos de hackers tienen un nombre para designar a los pequeños "mundillos" o "ecosistemas" en los que se mueven y es "Scene". Ese concepto, como casi todo Internet se ha democratizado y ahora podemos hablar de una "scene de los subtítulos", de una "scene del tuneo de ordenadores", sin que el término siga teniendo que ver con los hackers pero siempre termina estando asociada a un grupo de gente que pelea por tener reconocimiento dentro de su colectivo.
Dices del currazo que es hacer subtítulos, pero... ¿y esos foros de rarezas en DivX?, ahora es relativamente más fácil pasar una peli de VHS a DivX, pero hasta hace poco era una tarea inmensa y en esas "Scenes" había gente dispuesta a coger tal peli de Paul Naschy que grabaron a las 4 de la mañana cuando Antena3 emitía en pruebas y a digitalizarla, limpiarla de polvo y paja, pasarla a DivX, colgarla en Internet y luego, a hacerse un dossier que colgar en el foro de turno acompañando al link de descarga.

4:52 a. m.  
Blogger gabkarwai said...

Y dentro del tema, que es amplio y diverso, ya se habla, no solo de la democratización de los contenidos televisivos (incluso cinematográficos), sino de los hábitos de consumo cultural. Empieza ser especie en extinción acudir a una sala (y más si es en VO). Las nuevas generaciones (que suena mal las dos palabras juntas, pero es lo que hay), aquellos que andan entre 18 y 20 y pocos años, "degluten" muchas pelis, series, por internet.
Los viejos cines (algunos de VO, que están hechos unos zorros), se quedan anquilosados en su forma de exhibición.
¿Por qué no establecer fórmulas nuevas de consumo cultural? Por ejemplo, ¿Por qué en los cines (en mi ciudad de momento no ocurre) no se podría proyectar series? (Estoy pensando en "Lost", en "Prison break", en "A dos metros bajo tierra"). Creo que la FNAC si que lo ha hecho con éxito de público.
No sé, a lo mejor no funcionaría, pero debemos modernizar el ámbito de la exhibición / distribución de los contenidos culturales.
Cuando iba a la filmoteca con 19, no podría imaginar que más de 10 años después acabaría viendo "Cantando bajo la lluvia", (por poner un ejemplo), en la pantallita de mi ordenador.

Perdona que me haya ido por los cerros de Úbeda, pero me parecía muy interesante el post sobre esa "nueva frontera" que aún no tenemos clara.

10:19 p. m.  
Blogger Pam Grier said...

Queda poco que decir después de este análisis tan certero. Yo en la facultad oí algo fascinante sobre una mano invisible que organizaba el mercado, de modo que cuando aparecía una demanda, un empresario respondía con una oferta y todos contentos. Parece que los enteradillos que demandamos "perdidos" en VOS no somos muy rentables en el mercado televisivo. Y me pregunto si pagando, por ejemplo 1 euro por bajarnos la serie de la web de la cadena, lo seremos.Tampoco ayuda la dificultad para percibir esto del pirateo como un delito. Yo no me acabo de enterar bien de quien pierde dinero cada vez que alguien se descarga el capítulo de una serie y cómo es el mecanimo por el el que esto ocurre. Quizá me ayudaría ver a un guionista de "perdidos" revolviendo en un contenedor de basuras en busca de sobras, pero, francamente, me cuesta hacerme a la idea.
Con esto de las series, hemos descubierto una forma de soñar, o de estar "acompañados" por nuestros personajes de ficción predilectos, y a eso es difícil renunciar. Y la tecnología nos permite acceder, "aquí y ahora" a nuestra dosis de fantasía ¿Pirateamos para seguir soñando?¿Se cerrará la fábrica de sueños si el guionista hambriento no consigue encontrar en el contenedor un sandwich mordisqueado de queso mohoso?

4:12 a. m.  
Blogger al said...

Lo de la Federación Antipiratería o Federación para la Protección Intelectual me recuerda a los frentes de liberación de 'La vida de Brian'.

Respecto al tema central del post, no se me ocurre ningún comentario inteligente.

12:27 p. m.  
Blogger Sergio said...

Yo espero, dentro de poco poder llegar a ser guinista también. Entonces habrá 1 guionista más en chmberíXD

PD: me ha encantado lo del raccord del post anterior

abrazosss

__::Sergio::__

2:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home