19.5.08

El Bosco en la Ecam



Charla en la ECAM. La escuela en la que estudié. Me piden que hable a los estudiantes sobre el paso de la escuela al "mercado laboral".

¿Cómo correspondo a tal honor? ¿Como alecciono a las nuevas generaciones de guionistas?
Les pinto el apocalipsis.

No des una charla si no has dormido bien.
Vuelvo a casa con sensación de fracaso. Imagínate a El Bosco ilustrando un cuento infantil o un libro de autoayuda.

En lugar de describirles Globomedia, Notro o Zeppelin, les he dibujado a estos estudiantes unas grandes ollas de aceite hirviendo en las que se lee: "ficción televisiva española". Y les he anunciado que van a vivir ahí dentro. Y que fuera de las ollas se está aún peor. Fuera está el paro. O el cine.

Después de la pausa estoy más centrado y suelto algo que creo que merece un poco más la pena.

Les digo que una serie te habla, como un amigo.
A uno le toca una familia en suerte. Como una enfermedad, un color de ojos o un ladrillo en la cabeza.

En cambio, uno elige a los amigos.

Uno decide cómo los quiere: gritones, repetitivos y castizos o inteligentes, complejos y divertidos.

Y, claro, lo que eliges dice algo sobre cómo ves el mundo y, sobre todo, sobre cómo te ves a ti mismo.
Sí, la próxima vez trataré de dormir un poco.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Blogger La navaja en el ojo said...

Más o menos me ocurre lo mismo a mí cuando a mis alumnos, paradójicamente, les sugiero que no escojan guión como especialidad para segundo.

Estuve en el seminario de Robert McKee en Málaga y también él pintaba mal las cosas. Aunque añadía que si alguien se esforzaba mucho podría conseguir cosas. Claro que para él el cine no es tan mala opción como aquí.

12:18 p. m.  
Anonymous elisa said...

Yo fui una de las alumnas que estuvo en esa charla. Tranquilo, no estuvo nada mal... y aún no se ha suicidado nadie...

6:00 p. m.  
Blogger Daniel said...

Vaya, Navaja, ¡me parece que tú animas a los alumnos tanto como yo!

Gracias, Elisa, me alegro de que nadie se tirara por la ventana. ¡Yo estuve a punto! Un beso y ánimo.

12:37 a. m.  
Anonymous Randy Meeks said...

O, sí...el paro.

Mucho paro.

Paro por todos sitios.

Agh.

10:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home