8.10.07

Bienvenido a mi mundo...




Dentro de poco voy a dirigir un pequeño cortometraje.

Esto ha provocado que, de pronto, me encuentre pensando en multitud de detalles que un guionista no suele tener demasiado en cuenta.

Un guionista escribe: "el chico, menor de edad, conduce el vehículo a toda velocidad".

El director se encuentra con el pequeño problema de que... un menor de edad no puede conducir un coche.
A no ser que uno quiera tener un rodaje verdaderamente emocionante.

Así que habrá que decidir si se utiliza un cámara-car (con un gran aumento de presupuesto), o un conductor enano entre las piernas del menor de edad (con gran aumento del cachondeo en el rodaje).

Hay muchos otros ejemplos, menos divertidos pero también importantes.

Escribes: "Llegan a la cancha de baloncesto". Y te quedas tan ancho.

No sabes que acabas de desencadenar una interminable serie de preguntas.

- ¿Qué tipo de cancha? ¿Es la cancha de un colegio, es una cancha pública o un pabellón cubierto?

- Una cancha de... barrio...

- ¿Qué tipo de barrio? ¿Clase media alta, media baja, baja, clase alta... ¿Barrio de aluvión? ¿Barrio de nueva creación? ¿Barrio de paternalista construcción del sindicato vertical franquista?

- ...


En algún momento he llegado a envidiar la seguridad con la que algunos directores responden a estas cuestiones. Quisiera decir, con aplomo, "cancha pública, por supuesto, barrio clase media - baja, rodeada por una verja alta, con una puerta que se pueda cerrar, necesito redes en los aros para que se vea que el balón entra en la canasta... y no estaría mal algún graffiti, pero sin pasarnos".

Eso con la cancha.

Imaginaos el asunto cuando ya se habla de... actores, fotografía, dirección artística, vestuario...

En el fondo, escribir tiene una gran ventaja... uno sólo describe lo que quiere. Vamos, lo que sabe.

Hay un inmenso espacio que uno no conoce y, por lo tanto, del uno no escribe.

Y, afortunadamente, nadie te suele preguntar por esa parte.

Pones un asesinato en una cafetería y los lectores te dicen que la escena es truculenta, gratuita, etc... lo que no te suelen preguntar es de qué estilo son las lámparas que cuelgan del techo.

Pero son ésas las preguntas que no paran de hacerte cuando te metes en el fango.

Vamos, cuando te pones a dirigir.

¿Cómo visten los personajes? ¿Cómo son sus casas? ¿Qué música suena en el bar en el que hablan? ¿Es buena la idea de poner un despertador "retro" en la mesilla del villano, como te propone la directora de arte? ¿Es buena la idea de contratar a ese actor argentino tan impresionante para hacer el papel de estafador, cuando en el guión el tipo era de Getafe? ¿Es buena la idea de pasar esa escena de exterior a interior por si llueve?

Ante todas estas preguntas...

...me gustaría tener un mundo.

Sí, mi propio mundo.

Eso de lo que suelen hablar los críticos: "el mundo de Almodóvar", "El mundo de David Lynch"...

Creo que tener un mundo te da seguridad en esos casos. Uno no se imagina a Almodóvar dudando ante un muestrario de sofás de Ikea que le tiende alguien de dirección artística y balbuceando... "yo qué sé... no sé cómo es el sofá en casa de la prota... ponme... un sofá normal".
Para mi consuelo, otros directores, en cambio, parecen ser capaces de sacar adelante carreras muy interesantes sin tener un mundo, al menos, no uno tan particular y atento a los detalles estéticos, Clint Eastwood, sería un ejemplo.

Como suele ocurrir en estos casos, pensaba yo todas estas tonterías cuando las vi resumidas y bien expuestas en esta crítica de A.O. Scott del N.Y. Times sobre la nueva película de Wes Anderson (todavía no estrenada en España "The Darjeeling Limited". Traduzco:

"La reconocida deuda (de Wes Anderson) con “El río”, la película de Jean Renoir sobre la vida en un pueblo indio, y su uso de música procedente de las películas de Satyajit Ray representan tanto un homenaje sincero a estos dos cineastas como una admisión de sus propias limitaciones.

Aquéllos eran dos grandes directores porque ampliaron la forma artística hasta incluir en ella el mundo real. Él es un director interesante y entretenido porque construye infatigablemente su propio mundo."

¿Qué pensáis sobre esto?

¿Es en el fondo, una prolongación de la división entre los Lumière y Méliès - el cine como manera de captar el mundo o el cine como manera de crear otro "mundo" artístico-?

¿Tenéis vuestro propio mundo?

Por cierto, aquí podéis ver a un "artista" hablando sobre "su mundo" y sus dificultades de convivencia. Oui, c'est moi!

Etiquetas: , ,

25 Comments:

Anonymous laserie said...

Nuevamente voy a recomendar la lectura de este post a quién se ponga por delante. El caso es que yo creo que quién escribe debe pensar en todas esas cosas y en muchas más y entonces se le llama productor ejecutivo y todo queda mucho más chulipei.

PD :Debería estar prohibido escribir una secuencia sin saber el estilo de las lámparas de techo. Lo digo en serio.

12:40 p. m.  
Blogger Teniente Colombo said...

Como dice Truffaut en la insuperable "La noche americana": Un director es una persona a la que constantemente hacen preguntas. A veces sabe la respuesta, y a veces no.

5:41 p. m.  
Blogger Angela said...

Aaah... tu mundo se parece sospechosamente a mi mundo, mi mundo, mi mundo. Hoy me han preguntado también que si quería algo retro para mi corto, y yo sólo pensaba en que la prota llevase un peinado con ondas al agua y un pichi de los 60. Es un auténtico descubrimiento descubrir los problemas y las preguntas cuando se materializa la abstracción en realidad. Muy bonito tu post y muy inspirado el vídeo. ¿Es una escena eliminada del corto o es un reality bite? Besos

5:50 p. m.  
Blogger Jorge said...

no puedo más que decir que pongas las lamparas de techo en la cancha de baloncesto, justo encima de las pintadas e iluminando al munipa que te está multando por inducir al sobrino de la portera a conducir un coche robado a tu vecino mientras el enano del circo de Angel Cristo enganchado al crack se la chupa al cámara que contrataste para grabar el partido desde la ventanilla trasera del coche...joder Dani... ¿ no podrías dirigir un corto en tu propia casa contigo de prota y una handycam de sony como todo el mundo?

abraxo

5:57 p. m.  
Anonymous jcuartero said...

Tener un mundo propio está muy bien, pero tener un director de producción que consiga lámparas de techo y sillas tapizadas está mejor. Verse obligado a emplear los mismos trajes y muebles, corto tras corto, puede interpretarse como el esfuerzo por crear un universo adiovisual aunque muchas veces enmascara una falta de falta de producción de talla xxl.

6:06 p. m.  
Blogger Daniel said...

Gracias, laserie... pero la verdad, si uno tuviera que pensar todos esos detalles antes de ponerse a escribir, la verdad es que creo que se cortaría las venas... para eso está el trabajo en equipo, ¿no?

Por cierto, Colombo, Wes Anderson homenajea a esa película (y eso de las preguntas al director) en un estupendo anuncio de American Express que circula por YOuTube, te lo recomiendo.

Ang, ya veo por tu blog que estás a punto de dirigir tú también. Mucha suerte. ¿Peinado con ondas al agua y pichi 60s? ¡Tía, tú sí que tienes un mundo! ;) gracias por lo del vídeo. La verdad es que eso es una escena eliminada de otro corto (gamberro, guerrillero, casero) que ya estoy acabando de montar. Un corto en el que no dejo de decir tontadas. Una detrás de otra. Y luego otra mayor. El tipo más tonto del planeta. Sí, me resultó muy difícil meterme en el papel. ;)

Jorge, esa idea la voy a tener muy en cuenta. Yo creo que al cámara le va a encantar la sugerencia : ) Pronto tendré la versión definitiva de ese corto caserito que tú viste en versión larga.

jcuartero, la verdad es que nunca lo había pensado de esa manera, pero es interesante: al final tener un "mundo propio" te puede servir para ahorrar una pasta. Eso si tu "mundo propio" no es el Palacio de Versalles, claro. Un saludo.

6:48 p. m.  
Blogger sobreunanube said...

Mi piso mide 30 metros cuadrados :-(

7:03 p. m.  
Anonymous laserie said...

¿venas? ¿Que venas?

;-)

7:27 p. m.  
Anonymous Aquiles said...

He visto el vídeo y me he reído un buen rato.

Así que muchas gracias.

Ah, y ya de paso, he visto "Sutura". Enhorabuena también por eso. Me ha encantado.

Siento ser tan repipi (soy todo elogios).

Sólo me falta mandaros besitos a todos, o algo así.

Tranquilos, era broma ¡no corráis!

12:15 a. m.  
Anonymous laserie said...

Si me permites un consejo:

Contesta rápido a todo lo que te pregunten pero cuando no tengas ni puñetera idea y después de dejar pasar unos segundos suelta:

-Esto lo veremos por cámara.

Funciona, en serio. Se gana tiempo y el interlocutor sabe que su trabajo te importa.

Felicidades por el blog, es realmente inspirador.
Un abrazo y suerte con el corto!

6:46 a. m.  
Anonymous causal said...

Mucha suerte con el corto. No había dado el salto a postear un comentario pero te leo desde hace tiempo.

11:50 a. m.  
Blogger Daniel said...

Nube, con ese piso, no me escribas pelis corales tipo Robert Altman, ¿eh?

Aquiles, gracias por lo que dices y por verte casi mis "obras completas" en una tarde. Pronto colgaré algo más. Besitos... ; )

Laserie, no sólo acepto consejos... los pido... esto de dirigir es una experiencia bastante nueva para mí. Gracias a tí.

Causal, se agradece que alguien que lee pase a comentar de vez en cuando... así se da uno cuenta de que tiene más lectores y esto le anima a seguir escribiendo. Muchas gracias por los ánimos. Y bienvenido, claro.

12:23 p. m.  
Blogger brays said...

Pues suerte y adelante con ello... cuanto corto se rueda, me quedo atrás, jejeje.

Cuando se pase el lío y termines ya te plantearé algunas dudas

3:38 p. m.  
Blogger La navaja en el ojo said...

Que vaya bien lo del corto. Quizá, más que suerte, habría que desear "que se rompa una pierna".

Pido disculpas por el off topic, pero me gustaría conocer su ilustrada opinión y también aprovechar sus especializadas visitas para lanzar esta pregunta: ¿Quiénes son y han sido los mejores guionistas de España?. Me sería de gran utilidad recibir la respuesta en la entrada enlazada. Muchas gracias.

5:37 p. m.  
Anonymous jimena said...

desde el lado de los que preguntan constatemente declaro:
-si no sabes qué responder, el ritmo adecuado es 2 respuestas negativas cada 4 afirmativas
-menciona el nombre de cada técnico cuando le hables, a ser posible junto a un calificativo positivo, por ejemplo "¿y tú qué opinas, oh gran Javier, ínclito y ubérrimo jefe de eléctricos?", nos hace sentir importantes...
-cómprate un gorro extravagante y úsalo durante el rodaje, nos mantiene despistados
-si eso no funciona, siéntate delante del combo con cara de angustia existencial y suda un poco mientras te muerdes nerviosamente el labio inferior
Por lo demás, solo puedo decir: ¡suerte!

5:37 p. m.  
Anonymous jimena said...

bueno, suerte y desayuna fuerte... claro

5:42 p. m.  
Anonymous waldo said...

Tu mundo se encuentra entre tu ombligo y tus muslos. Lo malo es que cuando meas o cagas o follas, en general, no te gusta que te miren.

2:10 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿El secreto de dirigir no estaba en llevar un calzado cómodo?

9:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Vengo a pedirte un favor, ¿podríais colgar el último video de El Viejo de la Vega? Es que son colegas míos y me están pidiendo que le haga publicidad, son buenos y graciosos. Llevan 3.000 visitas y esperamos que, con tu ayuda, sean más.

http://www.youtube.com/watch?v=tVaGkYJMT-A

4:43 p. m.  
Anonymous félix said...

déjate de secuencias eliminadas y pon el corto entero, maestro!
(el montaje del director o el de salas comerciales)
eso sí es mundo interior
rockandroll

7:03 p. m.  
Anonymous Maku said...

Chamberi!
Por tus necesidades de producción ¿se puede deducir que el corto está inspirado en los "Semidioses"? Ojalá, esa historia "me puede". Por lo demás, nadie duda que tengas tu "propio mundo", así que, "confianza en él". Excelente post, si me permites que te lo diga.

3:39 p. m.  
Blogger Daniel said...

Gracias por los ánimos, Brays, ¿qué dudas=? Ya me has dejado con intriga...

Navaja, buena idea esa de la lista, ya he dejado mi propuesta en tu blog.

Jimena, gracias, sin duda, me compro un gorro llamativo. No te creas, ¡es la segunda vez que alguien me da este consejo!

Si al gorro le sumamos el buen calzado que me aconseja anónimo... ya voy teniendo un buen atuendo de director. ¿Alguna otra sugerencia? ¿Pantalones de montar? ¿Fusta? ¿Monóculo? ¿Tanga de cuero?

Waldo, no acabo de entender tu mensaje, pero bienvenido por aquí.

Félix, un placer leerte, tú sí que eres una maestro... vale, vale... ante el aluvión de solicitudes pronto colgaré la versión corta del corto (la que mis amigos de la SGAE me recomiendan difundir) por aquí prontito. Abrazo fuerte.

3:41 p. m.  
Blogger Daniel said...

Maku, (¿por cierto, eres la Maku que creo? ¿Mi predecesora en lo del Pilar Miró?) Justo cuando estaba escribiendo la respuesta, me ha entrado tu comentario.

Sí, el corto está inspirado en el guión de "Los semidioses..." para intentar sacar adelante el largo, me he decidido a hacer un corto que tiene que ver con ese "mundo" y esa historia. Puff... me ha resultado dificilísimo sacar de ahí un corto, por cierto. Estoy dando toques a una tercera versión de guión y creo que puede estar medio decente.

¡Muchas gracias por lo que dices de los Semidioses y sobre este post! Besos.

3:47 p. m.  
Blogger Mario said...

¿Por casualidad et hace falta un montador (profesional)... en Chamberí?

6:16 p. m.  
Blogger Daniel said...

Sorry, Mario, montadores tengo de sobra... (hasta cuatro interesados, creo) pero actores... eso sí que estoy buscando como un loco.

8:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home