5.9.07

Dos o tres cosas que nunca te enseñarán en la escuela ( I )

Mini sección (acumulable a las otras doce secciones empezadas en este blog).

Escrita de modo telegráfico.
Espero ser capaz.

Espíritu de la sección: llevar la contraria a los profesores y manuales de guión.
Primera entrega.

Lo que te dicen:

Lleva siempre una libreta encima, en cualquier momento se te ocurre una idea…”.

Lo que digo yo:

Llevo diez años viviendo de esto y no he visto nunca a un guionista que, en un rapto de inspiración interrumpa una charla y se ponga a garabatear una idea en la barra del bar.

Algunas actrices medio locas, algunos directores y otros tipos que siguen creyendo que esto de escribir es algo medio bohemio, sí lo hacen.

Si ves a un tipo con una libreta en una reunión de guionistas, es el camarero.

Lo que suele tener un guionista en la mano suele ser un gin-tonic.

Mi experiencia: las buenas ideas saben nadar, atraviesan mares de ginebra y tiempo, y llegan indemnes a la orilla.

Las malas suelen hacerte el favor de ahogarse.

Etiquetas: ,

12 Comments:

Blogger sobreunanube said...

Ahora mismo me preparo un gintonic a tu salut.

5:13 p. m.  
Blogger al said...

Acabo de descubrir que soy una actriz medio loca.

6:25 p. m.  
Anonymous car machacon said...

¡un euro que me ahorro!

2:16 a. m.  
Blogger El Ilusionista said...

¡Por fin! Por fin alguien dice que llevar un libreta para anotar incoherencias resulta en sólo eso: incoherencias.

El gintonic y el tiempo son los mejores filtros. Una idea buena no desaparece en la nada.

8:35 a. m.  
Blogger brays said...

Gracias. lo mejor que me podían haber dicho, hoy dejo la libreta en casa, jeje. A mí lo que me pasa no es que no la apunte en la libreta que llevo encima, es que al llegar a casa no la apunto en ningún sitio... La vagancia, el gran enemigo.

9:58 a. m.  
Blogger Daniel said...

No sé si sabéis la anécdoda que cuenta Hitchcock en la entrevista de Truffaut: un guionista dice: siempre se me ocurren las mejores ideas en sueños, cuando despierto, ya se han ido. El tipo deja una libreta y un boli en la mesilla, en medio de un sueño que él cree brillantísimo, se despierta y apunta las línes básicas de la historia. Vuelve a dormir, satisfecho porque este gran sueño no se le ha escapado. A la mañana siguiente, mira la libreta y todo lo que ha anotado es: "Chico conoce chica".

Al, no está mal darse cuenta en algún momento de que uno es una actiz medio loca. Esoy en ello. De todos modos, tal vez a ti la libreta te sirva de algo.

Me alegro de servirle para ahorra, señora me nestra.

Eso creo yo, señor ilusionista. Cuando escribo, suelo llenar un montón de folios de intentos de estructurar una historia. Luego... nunca los vuelvo a mirar. Me sirven mientras trabajo, pero nunca después. Los tiro a la basura sin mirarlos: si una solución, una frase, un personaje, no se han quedado en la cabeza, es que no están integrados en la historia que quiero contar... por eso se me han olvidado. No lo sé, es mi técnica, pero, evidentemente, a otra gente tal vez le funcionen las cosas de otra manera.

Brays, al menos en mi caso, puedo tener una idea en la cabeza (escribir sobre algo, limpiar la casa) durante años, sin ponerme manos a la obra. Hay cierto momento en el que es más cómodo ponerte a escribirla que seguir teniendo la idea en la mente y no hacer nada con ella.

Es cuestión de pereza. Y yo creo que todos los guionistas somos más bien vagos.

Lo mismo respecto a la casa: hay cierto momento en que tienes que elegir, en estos 30 metros no cabéis las pelusas y tú (a no ser de que las convenzas para que paguen su parte de hipoteca).

11:06 a. m.  
Anonymous Guionista Hastiado said...

Yo suelo llevar libreta, pero es más bien para apuntar los teléfonos de quienes me pueden dar trabajo, o de chicas guapas, o para hacer la lista de la compra en ratos muertos.

Bueno, alguna vez apunté alguna idea, pero nunca a raíz de una conversación.

Las buenas ideas, como bien dices, se te quedan en la cabeza rondando el tiempo que haga falta. No son muchas y hay que aprovecharlas.

Abrazos

7:53 p. m.  
Anonymous quim said...

GENIAL
Si ves a un tipo con una libreta en una reunión de guionistas, es el camarero.

12:30 p. m.  
Blogger Zero Neuronas said...

Y a mí mis amigos se empeñan en seguir regalándome Moleskines. Eso sí, lo del elástico es muy molón.

1:07 p. m.  
Blogger Daniel said...

Sí, efectivamente, por lo que he visto, hay muchos guionistas que sí llevan libretita, vale... lo reconozco, parece que me he tirado a la piscina...

Ojo, a mí me encantan las libretitas y los bolis (zero, yo también quiero una moleskine de esas)...

Lo que quiero decir es... ¿alguna vez consultáis esa libretita luego?

Para mí, ir escribiendo sobre un papel es un método para disciplinar un poco la cabeza, para ordenar las ideas, como un bastón para caminar.

Pero nunca vuelvo a hojear la libreta buscando... aquella idea tan genial de telecomedia que se me ocurrió en el bus (si fuese genial, la recordaría).

Uso la libreta, como el hastiado, para apuntar las direcciones de las fiestas, los teléfonos de las chicas, los comentarios del amigo que se ha leído el guión...

(Por cierto, gracias, quim.)

2:05 p. m.  
Anonymous jimena said...

Comulgo, comulgo... y, emulando a Liniers: ¡más terrorífico que el conde drácula! ¡mas aterrador que el hombre lobo! ¡más cargante que el estudiante de psicologia!: ¡llega el guionista con libreta!

5:18 p. m.  
Blogger Miss Julie said...

Bueno, como has rectificado a tiempo ya no lo hago yo. Está comprobado que todos llevamos libretita, lo de la Moleskine es ya un grado superior o que no saben que regalarte en tu cumple. También es cierto lo de las gafas de pasta, lo de vestir de negro y no tener carnet de conducir. Yo el otro día ví uno así.

Todo lo demás tb es verdad: lo del camarero, el gintonic, etc., etc.

6:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home