19.12.07

Más sobre el canon

Por cosas como éstas recomendaba hace unas semanas el blog de Arcadi Espada.

Sobre el canon y sus opositores escribe Espada:

"Aún no comprenden (...) que el impuesto grava la adquisición del privilegio y no su ejecución".



Es decir, al comprar un CD virgen, un reproductor de MP3, etc... uno está adquiriendo el derecho a hacer en ellos una copia privada de un disco, independientemente de que ejerza ese derecho o no. Y ese derecho es el que se grava.

Por cierto, hemos estado pagando toda la vida este canon al adquirir, por ejemplo, una cinta de vídeo virgen, incluso si la utilizábamos para grabar en ella nuestros propios vídeos domésticos


Para que quede clara la distinción, un par de ejemplos (estos son míos):

Al pagar la cuota de un gimnasio uno obtiene el derecho a utilizar sus instalaciones y a asistir a sus clases.

Un gimnasio tiene sala de musculación, sauna, pista de pádel, aseos, duchas, pista de squash, clases de spinning, pilates y muchas otras cosas de las que no estoy enterado.

Si uno decide apuntarse al gimnasio y sólo acude a la sauna, nadie le devuelve el dinero de las actividades que no ha realizado, de las instalaciones que no ha utilizado... es decir, de los derechos que no ha ejercido.

Nadie en su sano juicio acude al gimnasio pidiendo que le hagan un descuento en su cuota porque él no ha acudido a la sala de musculación, usado el aseo de las instalaciones todo lo que podía haberlo utilizado, subido por cierta escalera o apoyado su mano en cierta barandilla.

Otro ejemplo:

En mis impuestos pago por el derecho a usar autopistas. Yo no conduzco habitualmente. Y, siempre que puedo, viajo en tren.

¿Debería el Estado devolverme ese dinero?

No.

El Estado me proporciona un derecho.

Yo decido ejercerlo o no.

En mi caso, utilizo poco las autopistas.

Pero sé que, gracias a mis impuestos y a los de millones de personas, cuando necesite ejercer ese derecho, habrá miles de kilómetros de líneas de pintura plastica, interminables extensiones de asfalto, centenares de gasolineras e infinitas aventuras aguardándonos a mí y a ese coche que aún no tengo.

Etiquetas: ,

29 Comments:

Blogger El Teleoperador said...

Parafraseando a Harry Callaghan, los ejemplos son como los culos, todo el mundo tiene uno. Y lo que ha dicho Espada es una idiotez: no estás adquiriendo un privilegio sino un derecho, que evidentemente no es lo mismo.

Y con tus impuestos no pagas tu derecho a circular libremente, sino la construcción y mantenimiento de las autopistas. La libre circulación ya te viene de nacimiento.

El ejemplo que pones sería acertado si primero pagas por construir la autopista y luego también por circular por ella, que es lo que pasa con los discos, que pagas por comprarlo y además por copiarlos. Por no hablar del DRM, que sería como si además te permiten circular por la autopista pero "sólo con este coche y a esta hora".

Y aún más acertado sería tu ejemplo si incluyeses una compensación por tráfico privado para las empresas de autobuses, ferrocarril, líneas aéreas y demás.

2:39 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Creo que no lo he entendido bien. Entonces, si pagamos el canon, ¿será completamente legal bajar de todo?

Porque si no, estamos pagando para construir la autopista pero nos pueden multar por usarla según el ejemplo.

3:51 p. m.  
Anonymous laserie said...

En el ejemplo de las autopistas, el canón sería el peaje. Es decir, además de pagar mis impuestos para que haya autopista tengo que pagar cuando circulo.

Pero el caso no es raro, yo pago 9 euros de peaje para ir a mí casa y 9 para volver.

Insisto en que no creo que nadie tenga toda la razón en este tema. Ni los que creen que todo debería ser absolutamente gratis ni los que creen que por hacer música (no por tocarla en directo)tienen que hacerse ser ricos. De hecho ricos haciendo música sólo hace un siglo que hay, antes era un oficio como otro.

Obvio es que hay quién lo tiene más facil y no es lo mismo un grupo minoritario que un artista internacional. Pero tampoco es lo mismo el restaurante de Ferran Adrià que el bar de menú de mi prima Paca que cocina de la hostia pero a 12 euros. Es lo que tiene el sistema.

Yo jamás me bajo cine español. A Disney si que me lo bajo. Es un criterio tosco, lo sé. Y no lo hago por patriota, lo hago por egoísmo. Además Walt ya tiene bastante.

Es todo muy confuso.

4:00 p. m.  
Blogger Daniel said...

Bienvenido, admirado teleoperador, sigo su manifestódromo.

Sí, los ejemplos son como el culo, todo el mundo tiene uno, pero algunos están bien y otros no.

(Me parece que el del gimnasio es más apropiado que el de la autopista, tal vez por ello nadie hable de él)

No me parece que lo de Espada sea una estupidez: derecho y privilegio son sinónimos tanto para él como para la R.A.E. En cualquier caso, estamos de acuerdo en que al comprar un CD se adquiere el derecho a grabar en él un contenido.

Sobre el ejemplo de la autopista, evidentemente, mis impuestos pagan el derecho a circular por ella en ciertas condiciones (lo que implica el gasto de construcción y mantenimiento).

En algunos casos, uno paga en impuestos, por la autopista y, además, por el peaje.

anónimo: no, el canon que se discute ahora es el de copia privada. La cantidad que se paga por cada cinta virgen VHS vendida, cada DVD virgen, etc. Es una cantidad mínima que sirve para cuando uno se hace teóricamente una copia de algo que ya posee en original. Por ejemplo, en el iPod meto un disco que ya poseo en CD. Esto lo hemos pagado toda la vida con las cintas vírgenes de video y audio aunque en ellas grabáramos nuestra juerga sexual con nuestra novia.

Sí, laserie, es cierto que es muy confuso pero me parece bastante sorprendente la hipocresía que hay sobre este asunto. Nos dejamos 200 euros en un reproductor MP3 y queremos evitar un pago de 3 por el dichoso canon.

4:30 p. m.  
Blogger El Teleoperador said...

Daniel, el canon no es el peaje de la autopista; el canon es una compensación a Autocares Alsa por cada coche circulando, cada coche vendido y cada litro de gasolina.

Y que no se trata de si son 3 euros o 3 céntimos. Se trata de que son míos. O si no, venga, va, que cada español me ingrese 1 céntimo, coño, qué os cuesta, joder, si es lo que le regaláis al Carrefour cada vez que vais. Coño, qué hipocresía.

Y también no, no vale lo de que "el canon ya se aplicaba a las cassettes", porque cuando se implantó no había blogs, ni foros, ni webs. Joder, no había ni USENET. No lo sabía ni el tato. Yo mismo, que he tenido familia trabajando en SGAE toda mi vida, me enteré cuando se empezó a hablar del canon digital. Y me juego media mano a que tú tres cuartas de lo mismo. Si entonces hubiese habido la facilidad de comunicación que ahora te da Internet habría pasado lo mismo.

Y al comprar un CD no adquieres el derecho de grabar en él. Ese derecho ya lo tienes de antes. En España se pueden hacer copias privadas para uso propio. Es legal y por eso mismo, no hay derecho a pedir una compensación porque alguien ejerza sus derechos. Nadie me compensó por los millones de gilipollas que votaron a Aznar.

Y todo el problema surge de un avance tecnológico, que es la facilidad en la digitalización de obras audiovisuales y en el desarrollo de las redes telemáticas. Y no se compensa a nadie por un avance tecnológico. Es ridículo.

Lo siento, pero se acabó el chollo. Como se les acabó a los amanuenses, los miniaturistas, los sopladores de vidrio y los serenos de barrio.

5:33 p. m.  
Blogger Angela said...

Pues yo estoy totalmente de acuerdo con Dani. Yo no voy al panadero y le digo que me dé el pan gratis. Aquí vivimos inmersos en un capitalismo salvaje y los guionistas y demás creadores tenemos que decir que es de puta madre que todo el mundo pueda consumir entretenimiento gratis, porque el futuro es así.
Y una mierda, con todos mis respetos. Si yo me quiero comprar una casa, también espero esa clase de solidaridad. Pero creo que no lo voy a tener.

No hay nada gratis, salvo la luz del sol y el derecho a respirar.

6:26 p. m.  
Anonymous Mariano said...

No estamos hablando sin más de un impuesto del que nos queremos librar. Demagogias aparte, creo que todos somos conscientes de la necesidad de los impuestos, incluso para financiar servicios que no tenemos intención de utilizar.

A lo que vamos aquí es al modelo de "mercado cultural" que queremos construir. Esto no es una lucha entre autores y consumidores, en la que los primeros quieren forrarse a costa de los segundos y los segundos quieren el derecho a consumir toda la cultura que les dé la gana por el morro. El problema no es otro que una cultura inflada de pecio por culpa de una figura arcaica y ya innecesaria que es el intermediario, que chupa tanto del autor como del consumidor sin aportar nada. La tecnología ha permitido que cambien las reglas, y el consumidor ha encontrado la manera de eludir al intermediario de una forma, reconozcámoslo, un tanto brutal. Ahora sólo falta que los autores también sean capaces de explotar la tecnología de manera creativa en provecho propio. Algunos ya lo han hecho (ver los ejemplos de Radiohead y Nine Inch Nails). Hasta que la situación dé la vuelta definitivamente y sólo queden aquellos que aportan verdadero valor a la cultura, seguiremos oyendo a los intermediarios decir, con la excusa de defender a los autores, que se deberían crear leyes que permitieran meter a los consumidores en la cárcel por ladrones.

Nadie niega el derecho de los creadores a cobrar por su trabajo. Sólo espero que no pase mucho tiempo antes de que encuentren la manera de hacer valer sus derechos sin engordar a un intermediario que los defiende únicamente porque son su gallina de los huevos de oro. No es una búsqueda fácil, pero la cultura no sólo no va a morir sino que va a salir muy reforzada.

6:27 p. m.  
Anonymous El mensajero espacial said...

¿Y no sería más justo cobrar ese canon en el precio del CD/DVD que compres y que luego puedes copiar todas las veces que quieras? ¿O en el precio de la tarifa plana que puedes usar para descargar copias ilegales?

¿Por qué miles de empresas que compran miles y miles de cds y dvds para almacenar sus datos tienen que pagar miles y miles de euros por almacenar sus propios contenidos?

No creo que nadie se oponga a que los autores reciban dinero. Pero no creo que esta sea la forma más justa, aunque seguro que es la forma en la que más se recauda.

7:04 p. m.  
Anonymous Ismael MB said...

Creo que el teleoperador ha dado en el clavo: cuando compras un CD ya pagas el derecho a la copia privada.

Lo que graba el canon es el hipotético uso ilícito del CD o del mp3, con música pirata.

Siguiendo el ejemplo del gimnasio, sería como si tú tuvieras que pagar de entrada un porcentaje de tu cuota para hipotéticos desperfectos que hicieras en las máquinas.

11:15 a. m.  
Anonymous Ismael MB said...

"graba" está mal escrito, ya lo sé.

Yo no estoy en contra ni a favor del canon, simplemente me planteo si es peor el remedio que la enfermedad.

El canon se ha traducido ya, para mucha gente, en "barra libre" para la piratería. Nos guste o no.

Basta con mirar en cualquier foro.

11:36 a. m.  
Blogger Daniel said...

lbiirCómo me gusta una buena polémica.

No, teleoperador, el canon no le da un dinero a Autocares Alsa... ¿Alsa? No entiendo nada... cada vez se me hace más difícil seguir con el ejemplo, vamos a llamar a las cosas por su nombre y luego intentaré volver a la autopista.

El canon no le da dinero a la SGAE, primero, se lo da a los autores. La SGAE y otras entidades de gestión sólo lo reparten. Resulta muy cómodo (y supongo que muy tranquilizador para la conciencia del opositor al canon) decir que son Teddy y Ramoncín quienes dejan de cobrar. No, quien deja de cobrar soy yo (por ejemplo, en mi porción infinitesimal). Y mi entidad de gestión no es SGAE (no me gusta cómo hacen las cosas) sino unos pobres tipos que tienen un piso alquilado justo cerca de la SGAE. Creo que ahora mismo mi entidad de gestión tiene cuatro empleados.

No, yo sabía que existía el canon por cassette y videocassette virgen desde hace casi diez años, cuando entré en mi entidad de gestión y empecé a recibir (muy poquito) dinero por ese concepto.

Ahora, falsamente, se habla del canon como algo nuevo, cuando es, simplemente, la prolongación de algo preexistente y no cuestionado por nadie hasta ahora.

El derecho a la copia privada está relacionado con el pago del canon. Si quieres poder hacerte copias de un archivo, tienes que admitir que, en los soportes de grabación, te claven un porcentaje mínimo de canon.

No creo que el derecho a hacerse una copia privada de algo esté en la declaración universal de los derechos humanos. Es algo que uno tiene a cambio de otra cosa, de ese pequeño canon.

Ángela, gracias por el apoyo. Yo tampoco voy al panadero a pedir la barra gratis. Voy a intentarlo hoy y luego os cuento qué tal.

Mariano, se agradece tu tono sensato. Ejem... sin embargo, de nuevo nos topamos con el rollo SGAE. Ya he dicho que no me gusta esa entidad de gestión, no me gusta cómo actúa ni cómo actuó contra la entidad de la que soy socio (intentó ahogarla a base de demandas, congelando el dinero de los socios).

Pero, de nuevo, nos quedamos en el intermediario: el problema no es que deje de recibir dinero la SGAE o que su gestión sea buena o mala, eso es algo que deben discutir sus socios.

El problema es que se quiere dejar de pagar a los autores un dinero que antes recibían.

Ahora mismo lo que gastábamos en discos originales, cintas vírgenes, películas en vídeo... seguimos gastándolo pero en DVD vírgenes, líneas ADSL, discos duros de memoria... La diferencia es que en el pasado algo del dinero iba a los autores, en la actualidad, esa pasta va a Telefónica (por supuesto, la gran beneficiada de todo esto), las demás compañías proveedoras de Internet y los fabricantes de hardware y software.

Exacto, mensajero, creo que tus preguntas dan en la clave. La primera idea es la que defiende, o dicen defender, en la Asociación de Internautas: te cobramos el canon en el precio del disco original, no cuando compres un CD virgen.

Estupendo, eso es mucho más justo, ¿no? Te vendemos un disco y te cobramos por si te lo grabas luego (¿no es también gravar una sospecha? estamos en el mismo caso)

En cambio, la segunda es terrible pero... me temo que es lo más práctico: antes o después va a haber que aplicar un canon para los autores (y este sería mucho más elevado) sobre el uso de Internet. O eso o los servidores van a tener que ofrecer una información detallada de todo su tráfico, de todo lo que se descarga y envía por Internet. Suena apocalíptico, pero es a lo que vamos a ir, me temo.

Ismael mb, amigo, no, el canon grava la copia privada de un contenido que uno posee legalmente. No tiene nada que ver con la piratería.

A ver, para aclararnos. Vamos con el ejemplo de la música hace años. Yo tenía un disco de Scorpions (también tuve mi pasado oscuro), se lo grababa en una cinta TDK a mi colega Jaime. Sin saberlo, al comprar mi TDK estaba pagando una cantidad infinitesimal que iba a los autores musicales, entre otros, a los Scorpions. ¿Por qué? Porque al hacer esa copia privada que yo pasaba a los colegas, en cierto modo, estaba haciendo que los Scorpions dejaran de ganar algo de dinero. De esa copia se hacían otras y ninguno de mis colegas se compraba el disco original.

Ese canon, una compensación mínima, no tiene nada que ver con el modo en que se haya obtenido el disco original de Scorpions.

Por cierto, la cuota del gimnasio no viene desglosada pero evidentemente en ella te cobran tu pequeño porcentaje de los gastos de mantenimiento de las instalaciones (seguro, reparaciones, luz, etc...) y además, un margen de beneficios, por supuesto.

¿O te crees que sólo te cobran aquello que consumes?

12:43 p. m.  
Anonymous Ismael MB said...

Ya digo que no me opongo, seguramente el canon es necesario, pero es absurdo negar cuál es el origen de todo esto: LA PIRATERIA. Si todo el mundo pagase por la música que lleva en su mp3 no haría falta ningún canon.

Y por meter un poco el dedo en el ojo (de buen rollo, eh): no creo que alguien que se descarga 692 canciones por 0 euros del eMule sea la persona más adecuada para enarbolar la bandera de los derechos de autor.

El efecto de todo esto es claro: los que pagamos la música, por ejemplo, en iTunes, acabamos sintiéndonos como unos gilipollas. ¿Esta era la idea que se quería transmitir? Pues misión cumplida.

12:54 p. m.  
Anonymous Ismael MB said...

¿Ves? Ya me he puesto borde, y todo por culpa de los tertulianos de la Cope, que me calientan.

Sorry, jefe.

Y viva el canon! (por cierto, acabo de recibir el cheque de la SGAE) (y no es broma, simple coincidencia)

4:27 p. m.  
Anonymous jorgiot@gmail.com said...

pues yo me lo voy a bajar todo, libros, películas,comics, revistas, musica, porno... y además voy a robar una caja inmensa de cd´s en el caprabo dela esquina y en vez de pagar canon de los cojones me llevo a Dani a cenar por ahi le invito a 4 copas y acallo las voces de mi conciencia emborrachando a un guionista de mi elección, talmente como lo de la x en la casilla de la iglesia al hacer la declaración oiga.

5:25 p. m.  
Anonymous Mariano said...

Daniel, yo he hablado de intermediarios, a la SGAE ni la he nombrado porque no lo es. Las entidades de gestión son simples recaudadores, un mal necesario en un esquema como el que tenemos ahora mismo.

Cuando hablo de intermediarios me refiero a la discográfica que de los 20 euros que me hace pagar por un disco no le da ni uno al autor, o a la editorial que generosamente entrega al autor cinco euros (con suerte) por los 30 que yo me gasto en su libro.

Detrás de todo este alboroto no están las empresas de gestión de derechos sino las que viven de cobrar mucho al consumidor para pagar poco al autor. Lo verdaderamente asombroso es cómo esas empresas han conseguido convencer a los autores y a las entidades de gestión para que luchen esa batalla en su nombre.

En mi ignorancia pregunto: ¿no sería más coherente y productivo exigirles derechos a ellos, que son los que ganan dinero con la cultura, en lugar de criminalizar a los consumidores, que a fin de cuentas son los que se lo gastan?

6:12 p. m.  
Anonymous jmontxo said...

bla bla bla y más bla

como se ha dicho antes, todo esto surge OBVIAMENTE por la piratería. que si. que es un "robo"

pero para solucionarlo, se propone que los "robados" (artistas)por unos cuantos "ladrones", pasen a ser los "ladrones", y los "robados" somos LA SOCIEDAD, entera, en su conjunto. "Robo democrático"!!

soy arquitecto. para mi trabajo el uso de cd's es IMPRESCINDIBLE. y además a montones.
que alguien me conteste a una sencilla pregunta:

¿porque cojones tengo que pagaros a los artistas por hacer mi trabajo?

y ya que esto es así yo también pongo un ejemplo:
¿que os parecería a los pro-canon que desde el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España se cobrase un canon en la puerta de TODOS los edificios del país a TODOS los ciudadanos que entrasen en ellos?
por derechos de autor y tal, ya que las personas que entran pueden coger ideas para su casa, ya sea de decoración o de lo que sea.

A mi me vendría de puta madre, ya que con lo que cobro voy bastante apuradito...

Pero NO estaría de acuerdo.

salud!

7:20 p. m.  
Blogger Almudena G. Páramo said...

¡Qué barbaridad! Lo que da de sí un céntimo por cada CD virgen, o tres euros en un combo DVD-VHS...
Sólo os diré que como dice el manifiesto que varias asociaciones de autores han publicado: ese canon legitima la copia privada.
Es decir, en países como Gran Bretaña o Irlanda no se cobra, pero la copia privada es delito y lo persiguen... vamos, que como te pillen, te multan.
En el resto de Europa se cobra canon porque no se puede poner puertas al campo, y como las descargas son un hecho, hay que suponer que si alguien compra un DVD virgen, un MP3, etc, no es para grabarse mientras canta en la ducha y luego escucharse... Será para introducir en el artilugio un producto que alguien ha creado previamente.

Como no quiero cansaros con mis comentarios, mis ejemplos, y mi culo, os remito a mi blog, en el que lo explico como ama de asa y guionista que soy.
Os aseguro que me gustaría salir con el carro del Hiper sin pagra por caja... pero no sé qúé pensarían los que recolectan la aceituna, las naranjas o los huevos de sus gallinas.

8:22 a. m.  
Anonymous Ismael Mb said...

"en países como Gran Bretaña o Irlanda no se cobra."

Bah, ¿qué sabrán esos de música e industria?

9:50 a. m.  
Blogger Jorge said...

bueno me voy a poner un poco serio, a ver, creo que estamos apuntando al muñeco erróneo, como Dani sabe, y además, él también lo hizo, yo formé parte de una banda con la que grabamos 2 cd´s, una de las cosas que más claro teníamos era que el precio de los mismos no debía seguir la linea escandalosamnete cara de los cds en aquella época, estamos hablando de los años 90, de tal manera que nos las ingeniamos para que los costes de producción y distribución de las copias se redujeran al mínimo y además recortamos el margen de ganancia de la productora, cosa que pudimos hacer al haber pagado nosotros la grabación con la pasta de un premio que ganamos.
con esto quiero decir que realmente los precios de los cds son extraordinariamente altos en relación con lo que realmente cuestan, porque el nuestro acabó en el mercado a un precio ridículo en comparación con los demás. Bien es cierto que no estabamos al nivel de U2 ó los Stones pero el ejemplo nos da una idea de quien es el responsable de los astronómicos precios de los cds de música:
LAS DISCOGRÁFICAS!!!!!
La gente empezó a bajarse música porque comprarla en las tiendas resultaba inenarrable e inmoralmente caro, así que se buscaron alternativas por internet y ahora la bola tiene vida propia y hay que adaptarse a los nuevos formatos tanto tecnológicos como de distribución, ELIMINANDO A LOS INTERMEDIARIOS, que son la lacra de este negocio. En resumen, vale por el canon que se jodan las discográficas.

12:02 p. m.  
Blogger Almudena G. Páramo said...

Sólo un comentario... "los autores" somos algo más que músicos. Hay autores que escribimos programas de televisión, series, películas, libros... y también esos soportes de la creatividad, una vez en el mercado, son susceptibles de ser copiados.
Pongo un caso: el Neng de Buenafuente nació de una idea de un guionista del programa. ¡Y ha dado beneficios... a manta! ¿Quién se los ha quedado?
Por cierto en Gran Bretaña no se cobra, y saben mucho de música, pero como te pillen con un CD copiado te ponen una multa y te lo retiran... Tú mismo, pero yo prefiero pagar 0,001 euro por CD virgen...

3:35 p. m.  
Blogger Prisamata said...

Es bueno en estas fechas tan señaladas hablar de lo "virgen".

7:10 a. m.  
Anonymous laserie said...

Almudena, disculpa, pero hay argumentos a favor del canon mejores y menos mafiosos que el "paga que como es poquito..."

Un argumento en contra bastante razonable es el que ha dado un arquitecto un poco más arriba y la verdad es que nadie se lo rebate.

Lo de cobrar por hacer copia tiene poco futuro, en serio. Mirad si no experimentos como yamelo.com y muchos otros, ¿para que te vas a bajar y grabar nada si lo tienes almacenado en la red y puedes acceder cuadno quieras desde tu pc o ya desde el móvil?. Hay que encontrar un sistema pero cobrar por cd, dvd o ipod me parece que se va a quedar antiguo si es que no lo es ya.

8:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Soy usuario de las redes p2p desde hace años, antes compraba muy pocos discos por no decir ninguno, ahora ninguno. Eso sí antes solo tenía acceso a una lista muy limitada y comercial de canciones, ahora, a prácticamente toda la música del mundo. Gracias a Internet he descubierto canciones, artistas y grupos que antes jamás hubiese ni oído mencionar. He asistido a muchos conciertos de estos grupos y he pagado mi entrada muy a gusto. Como yo, mucha gente.
Creo que ese es el futuro, las discográficas quieren seguir cobrando por hacer una distribución que cada vez más es innecesaria.
En cuanto al canon, totalmente en contra, estoy de acuerdo con muchos de los argumentos aquí dados en su contra (no es necesario que los repita).
Además, el dinero que recibe la SGAE por el canon como se distribuye?
¿ Porque debo pagar por un “pen drive” para mis trabajos de clase a David Bustamante, cuando nunca descargaría una de sus canciones?
La sociedad cambia y hay que buscar nuevas fórmulas, el canon no es una nueva formula, como habéis dicho incluso los casetes lo llevaban. ¿ No ha cambiado nada la distribución de música desde entonces?

Por cierto el ejemplo del gimnasio es pésimo. ¿Por qué vas a pagar por un gimnasio que tiene tantas cosas si no las vas a usar? Cambia de gimnasio, a uno que se adapte a tus necesidades, es tu decisión, cosa que NO puedo hacer con el canon.

También he leído “pedirle a Windows que me descuente todas las funciones que no voy a utilizar”. Otra estupidez, si consideras que Windows es caro para lo que ofrece o lo qu vas a usarlo NO TE LO COMPRES. Además la unión europea precisamente denunció a Windows por vender el Internet Explorer de forma conjunta con Windows encareciendo así su precio y no dando opción al usuario.

Un saludo a todos.

12:49 p. m.  
Blogger Realismo Sucio said...

Acabarán poniendo canon a los blogs, estoy seguro.

12:09 p. m.  
Blogger Realismo Sucio said...

Yo estoy totalmente de acuerdo con el Teleoperador. Dani sólo se basa en malos ejemplos, ¿no creen?

Yo, sin que sirva de precedente, voy a poner otro ejemplo -otro culo, que dicen por ahí-.

Yo voy a la tienda a comprar un balón de fútbol, me cobran 20 euros... ¿Acaso la Federación de Fútbol se lleva algo? No. Pues lo mismo pasa con el canon.

5:49 p. m.  
Blogger ammg24 said...

Querido Dani, como guionista y por lo tanto autor, esto no siempre se da, entiendo que quieras defender los derechos de autor. En eso seguro que estamos todos de acuerdo.

Ahora bien, lo de que el CANON sea un derecho ya me salta la risa. Y ya entro en harina con algunos razonamientos:

1. El canon mas que un derecho, en todo caso impuesto, es un prepago, es decir que me hacen pagar por adelantado unos derechos de autor que SUPONEN en el futuro voy a consumir. Y si no lo hago?, y si escucho en mi reporductor MP3 música clásica (sin derechos de autor), o si me compro CDs para hacer copias de seguridad. No se pueden matar moscas a cañonazos, lo mismo que esto no puede sustituir a la lucha contra la piratería. Si infringes los derechos de autor, paga la sanción, pero no asumas de antemano que todo el que compra MP3 o CDs va a infringir la ley. Es decir y para que quede claro, AQUI, COMO SIEMPRE, SE TIENE QUE DAR LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. Y el CANON es justo todo lo contrario.

El ejemplo del gimnasio, yo eligo pagar una cuota por hacer uso del gimnasio y por supuesto previamente he tenido en cuenta si me compensa o no, claro que también estoy pagando a la tia buena de la profesora de aerobic, y yo no voy a sus clases porque son todo tías y me da verguenza. Claro, pero es que el gimnasio no no tiene nada que ver con el CANON. El gimnasio es como otro servicio más, tienes un pack con servicios, unos lo aprovechas y otros no, pero yo eligo apuntarme, y decido, esta es la clave.

Como punto final, una pregunta, asumiendo que esté dipuesto a pagar el puñetero CANON, se supone que ahora me podría bajar legal e indiscrimnadamente todo tipo de contenido con copyright o solo si es español, o ni siquiera eso.

Todo esto sin acritud y con un espiritu de concordia, que para eso en Navidad.

ammg24

11:22 p. m.  
Blogger Dani said...

Hola a todos, estoy metido en un frenesí de escaletas y champán, mucho curro y turrón del duro. Ha habido demasiado comentarios para contestarlos individualmente, sorry.

Sólo aclarar algunos conceptos para que no se líe el asunto:

- El canon no tiene que ver con la piratería.

(primero, hay que ver qué es piratería. Si nos referimos a bajar archivos de una red P2P, no creo que se pueda llamar piratería, ya que es una actividad legal. Piratería, en todo caso, sería la venta de esos archivos sin permiso)

Ese intercambio esta protegido como simple intercambio de archivos (como si le pasaras un disco a un colega).

Hacerte una copia de ese archivo a CD también está protegido por otro derecho, llamado de copia privada.

Es decir no hay delito por ningún sitio (con la ley en la mano). No se presume que nadie cometa delito porque... la ley no califica de delito nada de esto.

El canon lo que hace es gravar con una pequeña cantidad los soportes en los que se pueda hacer esa copia privada. Es cierto que uno puede usar todos esos soportes para otros usos.

En mi opinión, siendo honestos, gracias a la muy liberal aplicación de esos dos derechos (a compartir archivos y a hacer una copia privada) nos estamos ahorrando inmensas cantidades de euros (como yo reconocía, en mi caso, el valor de la música que tengo en mi iPod ronda los 1000). Me parece que pagar 3 euros de canon por poder gozar del derecho a esa copia privada es un precio mínimo, pero esa es mi opinión, claro.

Respeto las demás, claro.

Por cierto, os invito a que calculéis, grosso modo, cuánta pasta cuesta la música que hay en vuestro Mp3 (en cuanto vuelva a Madrid y tenga un poco de tiempo libre, calcularé lo que me he ahorrado en DVDs de series, películas, etc).

11:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me parece que el canon sólo ha sido una forma estúpida de ponerse al público en contra.

No existe ningún privilegio ni ningún derecho de copia. Si yo he pagado por algo tengo derecho a hacer de ello lo que quiera siempre que no sea una actividad económica, y ni el estado ni la SGAE tienen derecho a atracarme. ¿se cobra un canon en los solares porque el arquitecto puede cobrar la casa? ¿Por qué no un canon en los tomates porque a lo mejor haces una ensalada de Adriá? ¿O es que la Arquitectura o la cocina no son "cultura"?.
Lo que debería hacer la SGAE es obligar al estado a cumplir la ley con los manteros, que sí son delincuentes, y preocuparse de por qué el autor de un disco cobra un miseria mientras Sony, Virgin o quien sea se lo lleva crudo.
Claro que ni con los manteros ni con la Sony hay huevos, es mejor atracar al de siempre... pues ha sido una mala, mala idea, porque lo que ha calado en la gente es que esto ha sido una extorsión de la SGAE por las algaradas de los Goyas y los "Hay motivo".
Este es el único país en que los "artistas" se empeñan en abofetear al público.

3:03 a. m.  
Anonymous Escrito Por said...

Yo no creo que los artistas abofeteen al público. Al grito de "¡La cultura debería ser gratis!" todos los autores deberíamos vivir por la cara y que no se nos aplicaran las normas de la sociedad a la que queremos abofetear.

Y la gente que paga gustosa los conciertos sólo faltaría, hombre. "Me colé gustosamente." ¿Cómo hacemos conciertos de series y pelis? ¿Un teatrito?

6:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home