9.5.07

Dos cuentas atrás

Esta semana se han estrenado dos series nacionales, ambas de género, ambiciosas e innovadoras. Ya de por sí, eso es una buena noticia.

El lunes comenzó "Círculo rojo" de Ida y Vuelta para Antena 3.

El martes, "Cuenta atrás" de Globomedia para Cuatro.

Ya se conocen los (flojos) datos de audiencia de la primera, y los estupendos de la segunda.

Como sabéis, los últimos tiempos no han sido buenos para las series nacionales, de los estrenos recientes parece que sólo "M.I.R." va a sobrevivir.

Así que parte de las esperanzas de nuestra ficción nacional reposan sobre los hombros de Dani Martín y Carmen Maura.

¿Qué tal llevan estos héroes tanta responsabilidad? ¿Qué creéis vosotros?

Lo que opino yo, voy a escribirlo unas líneas más abajo, pero...

Si no quieres conocerlo, no sigas leyendo.

Si tienes que ver con alguna de las dos series y no quieres ninguna crítica, no sigas leyendo.

Bien, veo que sigues ahí, valiente.

Tú verás.


"Círculo Rojo" es de los creadores de "Motivos Personales" e intenta repetir la mezcla de thriller y telenovela que funcionó muy bien en aquél caso. Igual que entonces, todo se basa en un terrible suceso del pasado, del que se va averiguando algo poco a poco, gracias a pistas y enigmas.

Sin embargo, así como en "Motivos Personales" el ritmo era endiablado, la realización, espectacular, y la trama, soprendente, lamentablemente, "Círculo Rojo", al menos en su primer episodio, se hace difícil de ver.
Música omnipresente y, por eso mismo, ineficaz, fotografía descuidada, interpretaciones poco convincentes, trama difícil de seguir... en algunos momentos, el primer capítulo de "Círculo Rojo" pareció un culebrón extrañamente desplazado a horario nocturno.
Esperemos que la serie, y sus resultados de audiencia, vayan mejorando con los episodios, pero, como sabemos todos, las cadenas no suelen tener mucha paciencia.
Antena 3 tampoco ha promocionado especialmente la serie, cosa que no ayuda a su éxito...

... mientras que Cuatro sí ha lanzado bien "Cuenta Atrás". Hace un momento, caminando por el centro, por poco me atropella un autobús pintado con la jeta de Dani Martín. ¿Alguien ha visto algo parecido con la Maura o la Adánez?

Además, han aprovechado la ventaja de poder usar todos los medios del grupo Prisa para conseguir "anuncios gratuitos" en El País, la Cadena Ser, etc.

Pero, en mi opinión, el acierto viene desde antes: la serie cuenta con un reparto atractivo, sobre todo por la presencia de Dani Martín. Bárbara Lennie y Álex González son también algunos de los actores más prometedores de su generación.

También la premisa, el reloj a lo "24", es potente y le da una sensación de urgencia a la serie.
Lo visto de "Cuenta Atrás" por ahora, dos episodios, es bastante apabullante. Diría que junto con "Motivos Personales", "Los Simuladores" y "Génesis" es lo más cercano a una serie norteamericana que he visto en producción nacional.
Sin embargo, tampoco "Cuenta Atrás" se libra de unos cuantos problemas, en mi opinión. Uno de los principales es, a la vez, uno de sus principales atractivos: Dani Martín todavía necesita mejorar mucho como actor para estar a la altura de lo que promete su físico. Y del personaje casi mítico que le han creado los guionistas de Manuel Valdivia en Globomedia.

Hablando de guión, los dos episodios vistos hasta ahora, a pesar de tener mucha fuerza y ritmo, abusan, en mi opinión, de giros soprendentes que le quitan credibilidad a la historia.

Un ejemplo del segundo episodio. (Atención, aquí spoiler) En el avión que trae a un detenido colombiano rumbo a España casualmente viaja un hombre cuya familia, casualmente está siendo secuestrada precisamente en esos momentos en Madrid. Cuando el avión va a regresar a Colombia, este hombre decide secuestrar a su vez el avión... mientras el detenido colombiano logra escaparse de los polis y, también él, se suma al secuestro del avión (no al de la familia del hombre, claro). Demasiados secuestros diferentes, demasiadas casualidades...

Si para sorprender al espectador lanzas demasiados arenques rojos, demasiadas pistas falsas, es muy posible que, finalmente, éste (el espectador, no el arenque) pierda el interés por la resolución final de la trama. Al menos, es lo que me pasó a mí.

Creo que, si "Cuentra Atrás" apostara por una narración más sencilla y algo menos exhibicionista, tendría un largo futuro asegurado.

Me gustaría poder decir lo mismo de "Círculo Rojo".

¿Qué pensáis vosotros? ¿Vísteis alguna de las dos series? ¿Me he pasado? ¿Me he quedado corto?

Etiquetas:

11 Comments:

Blogger P.B. said...

Opino exactamente igual. Vi 30 minutos de Circulo Rojo y apagué la tele porque me pareció aburrida, sobreactuada, con una fotografía plana y con sensación de "como todo sea así no dura ni dos semanas".

En cambio, con "Cuenta atrás", creo que han conseguido hacer una serie bastante buena (teniendo en cuenta lo mal que actua el del canto del loco). Montajes rápidos, acción bien rodada, una foto pensada y unos planos bien hechos (no el típico plano medio y primer plano al que nos acostumbran las series de Antena 3 y Tele 5). El único reproche es que pongan dos capítulos seguidos después de House... porque cuando empieza el segundo tengo un sueeeeño!

9:44 a. m.  
Anonymous Metabarón said...

Yo vi parte del círculo rojo y quedé horrorizado al instante.

En cuanto a la serie de Dani Martín... no sé. Por un lado está esa mezcla de "24" con plano inicial de "Perdidos" (¡sí!) y el prota en cuestión (que apenas actúa, pero seguro que atrae a la mitad de adolescentes de España a ver la serie) y por otro la plana realización, los actores afectados...

La verdad. No sé que decir. Me resulta duro. Las series patrias emanan (para mí) un perturbador toque amateur que me molesta: fotografía, decorados...

10:42 a. m.  
Anonymous Laura said...

Solo vi "Cuenta atrás" y lo de copiarle el recurso y el ambiente a "24" me parece poco original cuando menos. No llegué a analizar la trama porque lo mal que actúa su protagonista me quitó las ganas. Y otro detalle al menos curioso es que la brigada policial que encabeza esté conformada casi en su totalidad por jóvenes que se ocupan de investigaciones importantes. Ojalá nos dieran esas oportunidades tan pronto!
Aún les falta mucho a las series locales para alcanzar la maestría de las estadounidenses salvo honrosas excepciones en las humorísticas (me refiero especialmente a "Aquí no hay quien viva"). Pero está bien el intento. Así se aprende y se mejora.

1:25 p. m.  
Blogger Galahan said...

Jo, es que ya he dado la brasa con mi opinión de "Cuenta Atrás" en el blog de Mer y en el de Ruth. Y ya me da palo seguir dando la matraca.

Pero vamos: Que PUF!

2:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Eso que dices de que los guionistas le han hecho un personaje casi mítico a Dani Martín es precisamente lo que me echa para atrás de la serie. Los diálogos me han sonado muy falsos ("Corso, aunque no quieras reconocerlo eres un buen policía") como si se estuvieran esforzando en hacernos creer que estamos viendo una película de Al Pacino en los años 70. Este policía es taaan estereotipado que sólo me lo creería en una parodia de Homo Zappin.

2:40 p. m.  
Anonymous Sabedenada said...

"Cuenta atrás": sólo vi el primer episodio. Estéticamente muy superior a (lo poco que vi/sufrí) "Círculo rojo". Dani Martín, muy flojo como actor, sólo tiene presencia física y dos caretos de tipo duro/chico majo. Si la serie fuese sobre estudiantes de policía creo que tendría un pase, pero como polis hechos y derechos nadie se los cree (a los jóvenes). Lo de copiar el recurso a "24" no es cierto, porque en "24" la gracia es que la acción transcurre en tiempo real, mientras que en "Cuenta atrás" se recurre al tiempo que queda cuando les da la gana, da igual que falten 7 horas o 50 minutos porque no es tiempo real. La tensión que debería generar una cuenta atrás como Dios manda desaparece por completo.

4:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo vi los dos primeros capítulos de ambas series.

"Círculo rojo" me pareció un mal calco de "Motivos Personales". Ahora en vez de una farmacéutica y una cadena de TV, hay una firma de moda y una agencia de modelos. Los personajes son muy parecidos y la omnipresente venganza está servida.

"Cuenta atrás" emula el estilo de la series estadounidenses. La duración es igual, pero hay algo que no sigue, y es la capacidad de los guionistas de dejarnos cuatro veces con la boca abierta y brincando en el sillón por el próximo episodio. La propuesta es interesante, pero el ritmo no es bueno. El producto da para más y espero que logren dar con el punto que la serie necesita.
Y por lo que respecta a Dani Martín, para que engañarnos, al chico le hacen falta bastantes clases de interpretación para ser Corso.

5:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ola, e leío lo k'egcribe y me gugta, lo ase mu bien y no como er burlado de mito, ke é un capullo, mira lo ke pienso de é:

Ola dogtó, me parese fabulosa la pluma y la forma con ke egcribe, me recuerda a Servante, el der Quixote. MMnnnn...
No se si la pluma le viene d'erensia o é agquirida en integné.
Me gugtaría sabé cuando va í al Fnac de Callao a comprá digco, o libro, o argun chigme raro y quedamo, y se lleva la pluma de avegtrú o de gallo pa reconoserlo de pronto, poque no creo que la pluma sea egtilogáfica d'esas.
Kiero k'entonse me firme un garabato en un papé, o e'nun sedé de la Pantoja.
Ajaiiiii....que boniiito, egto no é namá que pa tí y pa mí.
Adió presioso ke mañana t'egcribo otra vé.


lachochonidesanberi@hotmail.com

5:25 p. m.  
Anonymous Sr Jean said...

Sólo puede ver un trocito de "Cuenta atrás" y se me hizo tremendamente indigesta. Dani Martín está muy mal y no resulta creíble en en ese papel, tanto plano corto le pone en evidencia, a pesar de que supongo que uno de los atractivos de la serie debe ser precisamente la exhibición constante de su cara bonita. Estoy totalmente de acuerdo en lo que comentáis del abuso de giros, absolutamente forzados y en algunos casos, como en las escenas del avión, casi bochornosos. La trama y los personajes me parecieron repletos de tópicos y lugares comunes.

A mí ni tan sólo me gustó la realización, con tanto movimiento de cámara, abuso del plano corto y multitud de encuadres gratuitos. Entiendo que la idea es imprimir dinamismo pero durante todo el episodio tuve la sensación de ver un refrito mal asimilado de "24" o incluso de "United 93" en el caso del avión. El problema de tener referentes tan marcados es que si comparas con el original, la serie queda a la altura del betún.

Espero que la serie mejore pero no apostaría por ello. En mi opinión, el problema de querer hacer una serie "a la americana" en España es que las ambiciones pueden quedar muy alejadas del resultado final, como en el caso de "Cuenta atrás". Quizás sería mejor intentar rebajar las pretensiones y buscar un personalidad propia, que esté más acorde con la realidad del país y nuestras posibilidades de producción.

6:24 p. m.  
Anonymous angela said...

No he visto mucho de "Círculo Rojo", pero aún gustándome "Cuenta Atrás", sobre todo por su factura, por los exteriores que se gastan y por la cosita del reloj, me llevé la misma impresión con el capítulo del avión y el tipo ése de la familia secuestrada. O sea, gran factura, actores inverosímilmente jóvenes pero interesantes y algo de barullo narrativo. Me parece una pena la acogida a Círculo Rojo y me alegro de lo de Cuenta, porque un 18-19% en Cuatro es barrer. Enhorabuena a los responsables. Y saludos para el de Chamberí!

3:21 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cuenta Atras es una puta mierda (así, con argumentos de peso).

10:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home