14.2.07

Restyling




Alguien en Mountain View tiene algo contra mí, ya es la tercera entrada del blog que desaparece gracias a un fallo de esta mi querida versión de Blogger. Tal vez influya un poco que tenga el ordenador lleno de troyanos, y no estoy hablando de tipos que luchan contra los atenienses por la miss Grecia de la época.

Pero no quería hablaros de griegos en toga. Eso lo dejamos para otro día, si os parece.

Quería hablaros del restyling.
Cuando quieren renovar la imagen de un coche, le cambian el diseño, se inventan unas nuevas siglas y sacan la versión del año. Por eso en las pelis yanquis hablan del Mustang del 52. No es porque fuera una buena cosecha.

Pues... con las series pasa lo mismo.

¿No nos ha ido bien? Pues un poquito de chapa y pintura y al mercado de nuevo.

Cuando Cuatro intentó aprovechar el tirón de House, repuso el piloto justo después de uno de los últimos episodios de la primera temporada.

Apenas pude ver el piloto. Me pasé todo el episodio intentando ajustar el brillo y el contraste de mi tele.

No era mi tele.

Era Bryan Singer. Había decidido rodar la serie con una fotografía muy extrema (en este adjetivo quedan condensados todos mis conocimientos sobre el arte de... ¿Aguirresarobe?), todo era gris y naranja. Las pieles eran muy naranjas. Lo demás era gris.

Tampoco el personaje del doctor House era exactamente el simpático matasanos que conocemos. Todo era más frío, más duro y... menos atractivo.

Poco a poco, fueron ajustando las cosas hasta convertir House en lo que ahora conocemos.

Este artículo (lamentablemente, ahora el NYTimes lo ha puesto en su sección de pago) explica que la serie pasó momentos malos, que la cadena impuso la presencia de un antagonista claro para House. Y sólo así se explica la fugaz aparición del millonario Vogler. En cuanto la serie remontó, David Shore, auténtico creador de "House" se libró de él. (Irónicamente, en mi opinión, algunos de esos episodios son los mejores de la serie.)

En todas las series se van haciendo cambios a lo largo de emisión y, sobre todo, aprovechando los parones.

Pero uno de los más llamativos en nuestra televisión reciente es el caso de Génesis, la serie policial de Cuatro: han desaparecido personajes importantes, han aparecido otros, de pronto, las tramas personales han cobrado más importancia, la fotografía es más luminosa...

A mí me gustan los cambios, aunque tener varios amigos en la serie puede condicionar mi opinión, me parece que es ahora mucho más agradable de ver, menos fría...

Y sus episodios siguen contando con una característica muy rara en la televisión española: duran menos que "Titanic".

Cincuenta minutos, una trama interesante y a otra cosa, mariposa. O a seguir viendo cómo Iker Jiménez ve mensajes de los cátaros en los anuncios del 11811.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis visto Génesis esta temporada, qué os parece? ¿Qué otras operaciones de reconstrucción total o parcial recordáis? ¿Cuáles para mejor, cuáles para peor?

P.D.: Por cierto, House a punto de alcanzar a "Los Serrano". ¿Es el signo de los tiempos?

Etiquetas: , ,

6 Comments:

Anonymous profesorguapito said...

Completamente de acuerdo. He visto los tres capis emitidos de Génesis y lo he pasado bomba. Duran lo que un suspiro y ocurren cantidad de cosas.

No tiene nada que envidiarle a CSI. Ya le gustaría a Grissom tener a Fanny Gaultier y Sonia Almarcha.

Sí señor.

5:53 p. m.  
Blogger ninfomana said...

Pues a mi el cabrón de House dándoles ricino a los pacientes pijos de la privada me ponía un montón. El problema es que, una vez te acostumbras a los excesos del cojo Manteca la serie se desploma como las constantes vitales de sus pobres pacientes y no la levantas ni con fibrilador. Y eso de los becarios en casas ajenas haciendo horas extras en el CSI… Ni con chapa y pintura, oiga.

12:27 p. m.  
Anonymous Arvydas said...

Lo de que las series americanas superen a las españolas a mí, como guionista, me produce sentimientos encontrados. Por un lado me asusta, pues si la tendencia aumenta es de suponer que habrá menos trabajo para todos. Y por otro lo comprendo y me congratulo de que el gran público se decante por un mejor producto (la calidad media de las series americanas que nos llegan es muy superior a las que hacemos nosotros, por muchos motivos conocidos por todos) e ingenuamente pienso que a la larga obligará a las cadenas y productoras de aquí a mimar más las producciones españolas, o lo que es lo mismo, a invertir más dinero y a cedernos la iniciativa a los creativos, a darnos más libertad.

Y dicho esto, he de confesar que yo no puedo ni con CSI ni con Génesis: me aburren soberanamente.

11:42 p. m.  
Anonymous Flora said...

SÍ la he visto y SÍ me gusta Génesis. Desde aquí mis felicitaciones y besitos a los que la hacen.

1:39 p. m.  
Blogger Esther said...

Operaciones de reconstrucción total y parcial, sobre todo de cara al guión, se me ocurre ahor amismo una que es de gritarle. No la he seguido, sólo he visto algún capítulo porque tenía un grupo de colegas trabajando en ella. Hablo de La dársena de Poniente, donde al protagonista, al patriarca, se lo cargan en el primer episodio, y que misteriosamente resucita a mitad de la serie porque la audiencia, esa implacable juez que no perdona, los sentenció de muerte. Ni resucitar a Sancho Gracia mereció la gracia del público. Lo dicho, la audiencia no perdona.

1:40 p. m.  
Blogger cesar said...

Seguí Génesis la primera temporada y me pareció mejor que la segunda. Cierto que era demasiado oscura y reunía demasiados clichés del género, pero se compensaba con una fotografía cuidada que no envidiaba a ningún producto extranjero. Eso de ahondar en las relaciones personales de los personajes para darle más... no sé como llamarlo, riqueza sería lo más apropiado, encuentro que perjudica a lo que la serie pretende conseguir. ¿Y qué pretende conseguir? Pues yo creo que un sello de identidad propio que lo aleje de los productos convencionales nacionales. Ahora la meto de lleno en el mismo saco sin remedio.

Lamento mucho el rumbo que ha tomado.

¿Es que en España las series siempre deben tener más peso las relaciones que la propia trama?

11:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home